La Paz está en una encrucijada debido a la pugna por la dirección del Servicio Departamental de Salud (Sedes). Este viernes, a tres días de su segunda posesión, renunció el director nombrado por el Gobierno René Sahonero tras advertir que «La Paz está en peligro» frente al COVID-19.

La ahora exautoridad dijo que se aleja del cargo para allanar la labor de la institución porque consideró que el conflicto entre el Gobierno y la Gobernación frena los procesos de atención de la emergencia sanitaria.

“Si mi presencia causó problemas en que no puedan trabajar, prefiero retirarme porque primero está la salud del pueblo paceño, la posición es para dejar que realmente se trabaje por el departamento de La Paz, yo voy a retirarme, es lo más óptimo que podemos hacer en este momento”, señaló.

La semana pasada, el Ministerio de Salud volvió a intervenir el Sedes y posesionó a Sahonero en medio de la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), pero días más tarde, el gobernador Félix Patzi lo desconoció y respaldó a quien había nombrado en ese cargo en el 3 de junio: Eberth Osco.

“Estoy presentado mi renuncia al nombramiento que hizo la señora ministra y agradezco esa confianza, pero creo que La Paz está en peligro, no se está sacando las muestras, no se tiene donde llevar los pacientes, las unidades de terapia intensiva están llenas, hay un desfase total”, dijo Sahonero.

Facebook Comments