Llevan a escena “La nariz”, obra de Guido Calabi a 50 años de su creación

0
242

Por primera vez desde su publicación, en 1968, se llevará a escena la obra del dramaturgo boliviano Guido Calabi Abaroa; “La nariz”. El colectivo 21 & 21 está a cargo de su representación y producción.

Sergio Alavi, director de la puesta en escena, asegura que Calabi se convirtió en un mito del teatro boliviano porque varios de sus textos, a pesar de ser premiados, no fueron llevados a escena y tampoco han sido resguardados a través de los años.

En ese contexto, el director encontró recientemente dos trabajos de Calabi, que sobrevivieron al paso del tiempo, donados por Carlos Cordero a la biblioteca especializada del Punto Cultural Líber Forti (ubicado frente al Teatro Municipal), donde se encuentran disponibles para el público. Uno de ellas era “La nariz”, ganador del primer premio de teatro en 1967.

“Encontrar este texto y descubrir este lenguaje, difícil de entender para su época, fue el impulso que necesitaba para iniciar con un taller de cuatro meses donde nació la obra. No fue fácil, tuvimos infinidad de problemas que fortalecieron el proceso, actrices y actores que nos dejaron en el camino, pero nos mantuvimos fuertes y salió”, indicó Alavi.

“Con la sed en los labios”, es el nombre del otro texto del dramaturgo que también está en proceso de montaje por el elenco.

“Calabi actualmente está casi en el anonimato. Su nombre figura en programas, tesis, ponencias, entre otros, pero no es considerado como una influencia de la dramaturgia”, agregó el director sobre su motivación para presentar “La nariz”.

Además, contó que el dramaturgo se dedicó un largo tiempo a promover la lectura, la interpretación de las palabras a través del teatro y sus diferentes formas de expresión. Incluso llegó a ser el portero del Teatro Municipal, pues “era tanto su amor por el teatro que decidió pasar ahí gran parte de su vida”.

“Dos lenguajes predominan en sus textos; una mezcla que podría denominarse como los inicios del teatro contemporáneo y el mal denominado teatro popular. La mezcla de códigos hace de la experiencia de leerlo algo fresco aun en la época actual. Quien lee al dramaturgo pronto descubre que sus textos son puertas a universos donde la palabra cobra otro significado”, agregó el Alavi.

Según el director, las obras de Calabi presentan una línea narrativa no convencional, por lo cual considera que no se los llevó a escena de manera profesional. Aunque tiene la referencia que dos textos fueron representados; uno es “Con la sed en los labios”, que fue montada por el taller de teatro de la Universidad Católica Boliviana (UCB) de Cochabamba, de la cual no hay registro fotográfico ni visual. El segundo fue escenificado por jóvenes comediantes es un sketch navideño del cual tampoco hay grabaciones.

“La adaptación que hice de la obra involucra la inversión de roles de los personajes donde son actrices las que interpretan los roles de hombres y hombres que interpretan el rol de mujeres, dado que varios textos de años pasados carecen de personajes femeninos. La inversión no solo es un aspecto que construirá el texto, sino también trabajar las energías masculinas y femeninas de los intérpretes en escena”, apuntó Alavi.

Los siete actores y actrices que participan en esta nueva propuesta teatral fueron, en su mayoría, formados en el taller de teatro denominado “Ser y estar”, dictado por Patricia García, además tienen influencias de Teatro de Los Andes y otras escuelas de actuación. Se trata de Jessica Velarde (cineasta), Daniela Gandarillas (productora audiovisual), Pishiko 666 (música), Daniel Pacheco (performer), Alejandra Nuñez del Prado (antropóloga), Victoria Suaznabar (actriz) y Salvador Morales (músico y actor).

“Este curso brindó algunas técnicas y métodos de actuación que se convirtieron en pilares para esta puesta en escena. Los personajes y el mundo que Calabi abre permitieron a los artistas encontrar un lenguaje en común y una serie de nuevos códigos que propician una representación original y fresca”, acotó el director.

En ese sentido, “La nariz” relata la historia de un crimen en el que ha muerto una persona y el asesino afirma no ser el asesino, todo indica que el hombre se ha matado así mismo, o quizá fue el mundo el que lo hizo.

“En la construcción del montaje de la obra ‘La nariz’ también decidí invertir ciertos aspectos que el texto tenía, obviamente sin faltar el respeto al guion. Una de ellas es abordar el montaje escénico desde una mirada más simplista, con pocos elementos visuales y no construyendo los espacios como indica el texto”, agregó Alavi.

La obra se estrenará el viernes 21 de diciembre, a las 19.30, en el Salón de Honor del Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez. Lugar en el que el dramaturgo pasaba habitualmente sus días.

Facebook Comentarios