Gobierno se hará cargo del trasplante de riñón del niño afectado por un error médico

El niño de tres años quien padece de cáncer y que por un presunto error médico se le extirpó un órgano sano en lugar del dañado gozara de la ayuda del gobierno, informó hoy el ministro Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce.

0
287

“Estamos en la ciudad de Santa Cruz en representación del presidente Evo Morales, luego de tomar conocimiento de esta noticia que prácticamente ha conmocionado al país (…). Lo primero que nos interesa, como coincidimos con los papás, es la salud del niño”, afirmó a los periodistas Arce luego de hacer una visita al niño Sebastián y reunirse con sus papás para coordinar las acciones inmediatas.

Además, precisó que se están haciendo los estudios sociales pertinentes para ver las posibilidades de apoyo a la familia joven del niño afectado por esa equivocación en una cirugía. “Vamos a trabajar, tenemos gente del Ministerio de Justicia que hará la labor social para ver la forma de ayudarlos como en otros casos. Es una familia de escasos recursos, es una familia muy joven y va a tener el apoyo inmediato en lo social de parte de nuestro Gobierno”, aseveró.

Anunció, asimismo, que se priorizará a Sebastián en la lista de espera de donantes de órganos para que pueda acceder cuanto antes al trasplante de riñón. “Vamos a trabajar conjuntamente con el Ministerio de Salud que también están haciendo seguimiento del caso. Veremos la posibilidad de que el trasplante se haga cuanto antes”, enfatizó.

Luego de conocer el caso, el ministro Arce instruyó a la directora general de la Niñez y Personas Adultas Mayores del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, Ninoska Durán, constituirse inmediatamente para asumir acciones de atención de la salud del niño y brindar apoyo a la familia.

Consultado sobre la salud del niño, Arce precisó que lo vio estable, no respira artificialmente, lo vio con un sueño normal y lógicamente con lasNilño dolencias normales después de una cirugía.

Sobre la parte legal de una presunta negligencia médica, Arce manifestó que a principio de año se planteó un nuevo Código del Sistema Penal que contemplaba este tipo de situaciones, aunque reiteró que lo más importante es priorizar la salud del niño.

Sebastián, un niño de tres años a quien le detectaron cáncer en un riñón ingresó el miércoles al quirófano del Hospital Oncológico, dependiente de la Gobernación de Santa Cruz, para que le extirpen el órgano en mal estado, pero el médico se equivocó y le extrajo el que se encontraba sano. Ahora se encuentra en terapia intensiva, dependiendo de una máquina de diálisis, y sus familiares viven un viacrucis con la única esperanza de encontrar a un donante, en caso de que sea posible que reciba un trasplante.

Facebook Comentarios