Al menos seis personas resultaron heridas ayer, domingo 6 de noviembre, después de un violento enfrentamiento por la posesión de un ojo de agua, situada entre el límite de los municipios Yocalla y Tinguipaya, departamento de Potosí.

De acuerdo con los datos preliminares obtenidos por el matutino El Potosí, la “guerra” por el agua comenzó a las 14:00, en la comunidad de Vacuyo, lugar donde estaría el bofedal.

Los comunarios de Kipara, municipio de Yocalla, se agarraron a golpes con objetos contundentes con sus similares de Chocanchota, jurisdicción municipal de Tinguipaya.

Informes preliminares manifestaron que los pobladores de la comunidad de Chocanchota serían supuestamente los agresores a casi toda una familia que se les identificó como Sunagua Fernández y Sunagua Estrada.

Se reportó que, hasta las 20:00 de ayer, el sector de Vacuyo permanecía en total tranquilidad, luego de que efectivos de la Policía llegaron al lugar con el fin de apaciguar los ánimos caldeados de ambos grupos de personas.

Comunarios de Kipara, a través de sus autoridades originarias, anunciaron que hoy estarán en la ciudad de Potosí con la finalidad de asumir acciones penales contra los agresores que, según ellos, avasallaron su territorio donde está el ojo del agua.

Heridos

Entre tanto, anoche, las personas Felix Sunagua Estrada (67), Oscar Sunagua Fernández (42), Vicente Suanagua Estrada (64), Rolando Sunagua Vargas (37), Vidal Apacani Equise (37) y Edwin Sunagua Fernández (38) , llegaron al Hospital Daniel Bracamonte para ser atendidos de emergencia.

En primera oportunidad, las seis personas heridas recibieron atención de emergencia en el hospital del municipio de Yocalla, posteriormente, fueron transferidas al nosocomio de la Villa Imperial.

Prevén que los afectados presenten una denuncia para que el Ministerio Público inicie la investigación respectiva para identificar a los agresores, pero también para que se ponga freno a la violencia y se pueda definir el derecho sobre el agua.

Las peleas por el recurso

Asimismo, se identificaron que son frecuentes los enfrentamientos de comunarios por el control de agua. Uno de esos casos se presentó entre gente de Chaquilla y pobladores del municipio de Caiza D por el control de unos ojos de agua.

En agosto, los comunarios de Pati Pati vaciaron tres lagunas del sistema Kari Kari y ahuyentaron a la gente de la empresa encargada de la distribución que fue a verificar ese acto ilegal que fue denunciado ante el Ministerio Público.

//El Potosí//Radio Compañera//

Facebook Comments