ActualidadBolivia

Miedo, escape y denuncia: las 7 horas en que periodistas, productores y policías fueron rehenes de avasalladores en Guarayos

Avasalladores en los predios de La Londra en la provincia Guarayos de Santa Cruz
Compartelo.

Por Rafael Rentería y Antony Quispe

RC Noticias de Bolivia, 29 de octubre de 2021. Ayer, en la estancia Las Londras, de la Provincia Guarayos del departamento de Santa Cruz, avasalladores encapuchados tomaron de rehenes a periodistas de diferentes medios de comunicación, empresarios, productores, comunarios y también policías por casi siete horas, utilizando armas de fuego, amenazando de muerte y golpeando a los secuestrados. Los rehenes sufrieron agresiones físicas y psicológicas dentro de un galpón del lugar. Las víctimas de este caso relataron que los empresarios y dueños de los predios sufrieron más agresiones.

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (ANAPO) alertó que encapuchados avasallaban campos productivos y que desde el día miércoles utilizaron sus armas de fuego.

El periodista de Fides, Erick Dávila, detalló que el problema de avasallamientos de tierras fue conocido desde el 23 de octubre de este año, donde resultaron afectados dos personas por heridas de bala, trabajadores de los dueños de los terrenos en disputa, ellos se encuentran en terapia intensiva para salvar sus vidas.

Asentamientos de avasalladores. Fuente: Captura de pantalla Fides.

Siete horas de miedo y tensión

Tras la demanda de ANAPO, un grupo de periodistas de diferentes medios de comunicación, entre ellos Red Unitel, ATB, PAT, EL DEBER y Red UNO, se dieron cita para dar cobertura y cumplir con sus funciones. Los periodistas también querían saber la posición y demandas de los avasalladores. Alrededor de las 11 de la mañana, llegaron a lugar y fueron transportados en camionetas.

Los policías, a la cabeza del comandante de la Chiquitania, Rolando Torrico, trabajadores y propietarios tenían la intención conciliar con los “toma tierras”, y con la ayuda de los medios de comunicación hacer escuchar sus versiones de los hechos.

Sin embargo, mientras los policías dialogaban con avasalladores y los trataban de persuadir, sorpresivamente encapuchados con armas de fuego interceptaron a los periodistas y policías, los amenazaron de muerte y dispararon a las cámaras. “Estaban organizados, todos armados con escopetas y salones”, explicó Silvia Gómez, periodista de Unitel.

Al percatarse, la policía intentó conversar con los avasalladores, sin embargo, llegó otro grupo de encapuchados y armados, dispararon a las llantas de los vehículos, tiraron al suelo y comenzaron a agredir físicamente con patadas a los pocos oficiales que estaban con los medios de comunicación, productores y propietarios, además de quitarles sus armas y a los periodistas, las cámaras.

Los avasalladores no tuvieron respeto ni a mujeres, ni a personas de la tercera edad. Gómez declaró sollozando: “no se imaginan lo que viví hoy día. Vi la muerte en segundos (…) me puse a pensar en mis hijos, en mi bebe chiquitito”.

“Estuvimos siete horas como rehenes. Nos emboscaron, salieron del monte con armas largas, escopetas, directo a amenazarnos, a golpearnos; nos quitaron nuestras cámaras y le dispararon a nuestra cámara para destrozar nuestro material”, relató Gómez.

También, Gonzalo Rodríguez, de la red ATB, señaló  que: “Además, la cámara de Percy (Suárez) también recibió un disparo. Los periodistas y los policías han sido revolcados en el piso. Al contingente policial le quitaron incluso sus armas”. Y, añadió que el camarógrafo Suárez, recibió un golpe en la cabeza.

Luego de la emboscada, los rehenes fueron trasladados a otro lugar, donde fueron interrogados. La periodista de Unitel manifestó que: “Ahí estaban como unas 80 personas entre hombres y mujeres, todos encapuchados. Allí nos golpearon de nuevo. Nos preguntaron quién nos mandó, cuánto nos pagaron, fueron momentos muy duros, hubo un momento en que no querían dejarnos ir y nos decían que nos iban a matar. Todos estaban armados y estaban bien organizados”.

Mauricio Egüez, periodista de Red UNO, dio testimonio de que los avasalladores: “Disparaban cerca de nosotros para intimidarnos y decían que nos iban a quemar”, entre las amenazas de muerte que recibieron los rehenes de este lamentable hecho en Guarayos.

Fueron momentos muy tensos vividos por los rehenes, quienes temían  pasará lo peor para ellos. El camarógrafo de ATB, Percy Suárez, contó que durante el interrogatorio “nos preguntaban ¿Cuánto te han pagado?, ¿Cuánto has cobrado por venir aquí?. También nos grabaron haciendo declaraciones”.

El rayo de luz

El camarógrafo de PAT, Roger Ticona, Rony Roca, uno de los propietarios y un chofer lograron escapar. Y fue mediante ellos que la ANAPO, medios de comunicación y la policía se enteraron del secuestro que estaban viviendo sus colegas.

Dávila relató que el periodista Roger Ticona abandonó el lugar poco a poco, ya que visibiliza que la situación empeoraba, junto con uno de los comunarios escaparon en un automóvil, cuando vieron que los avasalladores atacaban a los periodistas, dueños de los predios, empresarios y policías con armas de fuego.

El coronel de Chiquitania insistió en negociar y les comentó a los avasalladores que un periodista con guardia logró escapar y que era cuestión de tiempo para que llegará un mayor numero de contingentes policiales al lugar para rescatarlos.

“Después de todo el martirio, parece que alguien los llamó y les advirtió. Nos empezaron a tratar de otra manera. Hasta nos dieron de comer”, manifestó el periodista de ATB, respecto al trato que se suavizó, luego de la advertencia.

Con mucha insistencia en las negociaciones del coronel, los secuestradores acordaron liberarlos tras muchas horas de miedo y tensión. Se acordó devolver los celulares y las cámaras, y aunque le costó al comandante, devolvieron las armas de los policías.

Posición del Gobierno

En las últimas horas, tanto la Fiscalía como el Gobierno Central indicaron que investigarían los hechos por 7 delitos: homicidio en grado de tentativa, lesiones graves y gravísimas, portación ilícita de armas de fuego, secuestro, robo agravado, daño calificado y privación de libertad.

El fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, indicó: “Hemos instruido a la Fiscalía Departamental de Santa Cruz, de manera inmediata, dirigir con celeridad la realización de todos los actos investigativos correspondientes en coordinación con la Policía Boliviana y el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF)”, en conferencia de prensa.

“Como Ministerio de Gobierno informamos que vamos a realizar todas las acciones correspondientes para llegar a la verdad material de lo que sucedió en estos hechos, y las personas responsables serán puestas ante la justicia boliviana para que rindan un informe de este actuar tan lamentable que han tenido ayer”, manifestó Eduardo del Castillo, respecto a lo sucedido el día jueves.

Así también, el ministro de Gobierno puntualizó que: “Las personas que han tenido esta osadía tendrán que rendir cuentas ante la justicia”. Siendo además un pedido no sólo de los rehenes, sino también del presidente de ANAPO, del vicepresidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, Freddy García, quien expresó: “Esta es una espiral. El Gobierno debe poner un alto a estas actividades y castigar a estas personas que están al margen e la ley. Se necesitan acciones concretas y no solo promesas”.

Asimismo, se pronunció la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

Facebook Comments

Cuál es tu reacción de la nota?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
RC Bolivia
Noticias de #Bolivia y el mundo las 24 horas. Información #deúltimo momento, opinión, análisis e informes especiales.

You may also like

More in:Actualidad