Falleció el “Gordo” Mendoza, sagaz periodista de Presencia

0
5

Este martes a sus 83 años falleció Jorge Mendoza Zegarra, más conocido como el “Gordo Mendoza”, un sagaz periodista de la década 70, 80 y 90 que pertenecía al prestigioso matutino ya desaparecido “Presencia”, donde imprimió y aportó con su experiencia al periodismo boliviano.

El “Gordo” Mendoza fue un periodista muy conocido por varios ministros de turno, policías, militares, políticos oficialistas y opositores en todos los gobiernos y hablaba con una confianza que pocos periodistas de calle tienen hoy en día.

Tenía historias de periodistas y políticos en golpes de Estado e intervenciones a medios de comunicación en dictaduras militares y relataba anécdotas de cómo muchos directores de medios corrían susto cuando se escuchaban “ruidos de sables”.

Probablemente, era el único periodista, que en el ejercicio de su profesión, subía las gradas del hall de Palacio de Gobierno hasta ingresar con amplia facilidad a la antesala del despacho presidencial del entonces mandatario Víctor Paz Estenssoro en 1985 y 1989. Lo mismo hacía con el antecesor Hernán Siles Zuazo.

En algunas ocasiones era el que se animaba a saludar a Paz Estenssoro al salir o ingresar a Palacio de Gobierno y en retribución recibía un cordial apretón de manos de un mandatario de difícil acceso a la prensa, mientras sus colegas observaban con un matiz de envidía aquel amistoso que podría traducirse al día siguiente en una noticia de portada.

Sus colegas cuentan que en la sala de redacción, Jorge Mendoza era un “arsenal de noticias” y muy admirado por ofrecer una amistad sincera y lleno de alegría. Era un bonachón, indicaron.

Ya un poco avanzado de edad, hacía los mismo cuando exhibiendo una figura cansina llegaba a Plaza Murillo, donde saludaba a viejos y nuevos periodistas, sin protocolos, etiquetas ni reparos, no obstante que su presencia siempre invitaba a una expresión de respeto y por eso las nuevas generaciones lo llamaban “Don George”, y los de su tando le decía “Hola Gordo”.

Nunca quiso un cargo en la sala de redacción, preferìa ser un periodista de calle.

Mendoza nació el 25 de septiembre de 1934 en la ciudad de Tupiza, Sud Chichas, Potosí, y echó raíces en la ciudad de La Paz, donde sus colegas recordarán a un anciano, caminando apoyado en un bastón y en la otra, sujetando un pequeño maletín que muchos -que no lo conocían – podían confundirlo con un médico.

No era así. Ahí llevaba una grabadora, una libreta de apuntes, bolígrafos y como decía él “las pepas”, como en la jerga periodística suele llamarse a alguna noticia que un periodista lo tiene con carácter de exclusividad.

Así fue, en pocas líneas, don Jorge Mendoza Zegarra. Paz en su tumba.

/Erbol/

Facebook Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here