Ubicado en el extremo sudeste del departamento de Cochabamba, pobladores del Territorio Indígena Originario Campesina, determinaron el aislamiento de cuatro personas que llegaron del extranjero, instalaron trancas y cerraron las vías de acceso con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus en su sector.

El Gobierno Autónomo Indígena tiene una administración distinta a las de los municipios. El pueblo no cuenta con policías ni con guardias, pero se organizan entre las autoridades y los dirigentes de las comunidades.

La autoridad administrativa autonómica, Florencio Alarcón, informó que acataran el decreto supremo nacional de la cuarentena a nivel nacional y que ademas emitieron su propia ley para su cumplimiento.

AISLADOS

Alarcón detalló que tienen a cuatro personas aisladas, aunque ninguna presentó síntomas del virus, quienes llegaron hace más de una semana, tres de  Chile y una de Argentina.

«Se les está haciendo seguimiento. Los doctores están haciendo cumplir la cuarentena», enfatizó Alarcón.

TRANCAS

Los comunarios se organizaron para hacer control en las ocho trancas que circundan y marcan los límites del poblado.

«La gente está distribuida por organizaciones (…). Algunas (vías) están bloqueadas, solo hay una salida a Cochabamba, para emergencias», informó la Autoridad Administrativa Autonómica.

Anoche llegaron dos vehículos de la ciudad de Sucre, pero decidieron no permitir su paso.

UN SANCIONADO

Una persona ya fue «encerrada» durante ocho horas y fue multada con mil bolivianos por incumplir la cuarentena.

«Hay un control muy riguroso».

Facebook Comments