Con una ceremonia de consagración de illas celebran el solsticio de verano y la antesala de Alasita 2019

0
265

La festividad de la Alasita ya se vive en nuestra ciudad pues la mañana de este viernes 21 de diciembre se realizó el rito de consagración de illas (elementos que representan los deseos de abundancia) denominada Illapacha de los Andes. En el acto también se celebró el solsticio de verano con la presencia de representantes de la Comunidad de la Vida.

Desde las 10 de la mañana, creyentes se acercaron a la Plaza Mayor de San Francisco, una antigua wak’a sagrada, portando sus illas; otros llegaron con la intención de elaborarlas en el mismo lugar, a partir de arcilla preparada para eso. A mediodía, un grupo de amautas, llegados desde diversas regiones del departamento, prepararon una mesa de ofrenda a la Pachamama para consagrar las illas, acompañados de música autóctona y comida.

“Se ha desarrollado un ritual protagonizado por la Comunidad de la Vida, conformada por varias organizadas sociales e instituciones, a las cuales se ha sumado el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz con el objetivo de generar una celebración del solsticio de verano”, indicó el secretario municipal de Culturas, Andrés Zaratti.

La autoridad agregó que los colectivos trabajaron durante varios meses en la coordinación del encuentro, que, en su tercera versión, se realizará también durante la mañana del sábado 22 de diciembre.

“El propósito es recuperar nuestras tradiciones y la memoria de la práctica de la consagración de illas e ispallas, que viene desde la época precolombina y convertir a La Paz en un espacio de encuentro y de entroncarse con las raíces milenarias que tenemos, sobre todo, ligadas a la cosmovisión andina. La celebración crece cada vez y tiene la finalidad de recuperar el diálogo intercultural y este tipo de expresiones y creencias que en nuestra ciudad comparten muchos ciudadanos”, agregó Zaratti.

Las illas e ispallas son símbolos de la cosmovisión andina que representan el inicio del tiempo de la fertilidad y abundancia. Específicamente, las illas son amuletos que representan los deseos de las personas que van desde casas hasta autos, pasando por joyas, ropa o títulos. Por otro lado, las ispallas son deidades agrícolas que protegen los sembradíos.

“La Comunidad de la Vida acorde al compromiso con la memoria tradicional de los pueblos y con el objetivo de fortalecer la identidad y las manifestaciones de la diversidad cultural promueve la tercera versión de la Illapacha de los Andes”, aseguró Mónica Medina, representante de la Comunidad, quien también destacó la presencia de ritualistas, artesanos, floristas, artistas plásticos, en música y danza, investigadores, medios de comunicación y gestores culturales.

Por otro lado, Freddy Butrón, ejecutivo de la Federación Nacional de Expositores de Navidad y Alasita (Fenaena) resaltó el crecimiento de la ceremonia en tiempo y participación, y recordó que la primera vez duró solo dos horas.

“Nos sentimos muy felices por el tiempo que va a durar. El 2016, cuando iniciamos, fue aproximadamente una hora y media. El año pasado, una mañana. Ahora, estamos muy contentos porque será dos días. En la parte final tendremos el apthapi tradicional de Fenaena”, afirmó Butrón y destacó que los visitantes elaboraron con sus manos casas o autos que representan sus deseos.

El ejecutivo explicó que la actividad es la antesala de la celebración de Alasita, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en diciembre de 2017.

“Estamos en una época de cosecha, cuando pedimos abundancia de las semillas. En esta actividad regalamos todas las illas e ispallas, venimos a ofrendar a la Madre Tierra, damos un significado para que esto sea abundancia para todo el pueblo de la Paz, de Bolivia”, acotó.

Facebook Comentarios