El exdirector de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS), Benecio Quispe, ratificó este martes que él no es responsable de la crisis de agua que ocurre en La Paz.

“No soy responsable, no soy culpable de una actividad que no tenía competencia realizar. Mi competencia era fiscalizar, controlar y en último caso sancionar”, afirmó Quispe, al momento de presentarse a declarar ante el Ministerio Público, aunque luego ese acto fue suspendido a solicitud de su defensa.

Asimismo, Quispe dijo que se encuentra con el “corazón profundamente dolido” por el proceso judicial iniciado en su contra, cuando la entidad operativa que debía garantizar el suministro de agua potable es la Empresa Pública de Agua y Saneamiento (EPSAS).

Por tanto, “EPSAS tenía o tiene la responsabilidad de asumir las consecuencias (de la crisis de agua)”, remarcó el exfuncionario de AAPS, quien junto a otras exautoridades se encuentra procesado a denuncia de la ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira.

El día de ayer en estudios de Radio Compañera, Quispe también reiteró que el no tiene la culpa de los problemas de EPSAS y que existe un seguimiento en contra de su persona para culparlo por la falta de agua en la ciudad de La Paz.

«Es un caso de racismo en mi contra. Quieren caer sobre mí y me quieren mostrar como el culpable. En términos estructurales Bolivia es un país racista. Ningún proceso de transformación es de la noche a la mañana», concluyó Quispe.

Facebook Comments