Al menos 600 niños conviven con sus padres en las cárceles del país

0
57

El Gobierno informó que al menos 600 menores de edad conviven con sus padres presos en diferentes recintos penitenciarios del territorio nacional. Los niños mayores de seis años serán desalojados progresivamente y trasladados en los próximos días con una familia ampliada o centros de acogida para resguardar su seguridad.

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, detalló que el número de menores (600) que viven en los centros penitenciarios juntos a sus papás y mamás son datos de 2018 y anunció que ya se negocia la salida de los mayores de seis años, aunque no precisó la cantidad exacta de los niños que serán alejados de sus familias por disposiciones normativas.

“Este año se ha podido verificar que tenemos a nivel nacional 600 niños que viven en centros penitenciarios. La norma establece que pueden estar con sus padres hasta sus seis años, pasada esa edad ya no pueden estar. La norma prohíbe que vivan en ese lugar (…). Estamos negociando que la salida (de los niños) sea consensuada”, afirmó.

Quiroga dijo que ya se lleva adelante reuniones para concretar el retiro de los menores con organizaciones de derechos humanos, Defensorías de la niñez, gobernaciones y Régimen Penitenciario para que el desalojo no sea difícil y se garantice la seguridad y cuidado de los pequeños. Anunció que el traslado será de forma progresiva y se iniciará en el penal de Palmasola en Santa Cruz.

“Cumpliremos todas las normativas para el traslado, se va a cumplir de forma progresiva y vamos a comenzar en Palmasola. El proceso será una vez finalizado las reuniones con jueces de menores, derechos humanos, defensorías de la niñez, Defensoría del Pueblo, regímenes penitenciarios y otras organizaciones para concretar la salida definitiva de los niños de la cárcel”, remarcó.

Aseguró que no se romperá el vínculo familiar de los menores con sus progenitores, ya que garantizó visitas programadas a los penales, sin embargo aclaró que los niños no podrán quedarse a dormir en las cárceles para precautelar su seguridad y evitar riesgos.

“Se ha indicado que no se va romper el vínculo familiar, habrá visitas programadas en un espacio adecuado que se preparará para que los menores vean a sus padres con toda la seguridad correspondiente en los lugares controlados. Está prohibido que se queden a pernoctar”, dijo.

El viceministro indicó que las gobernaciones e instituciones municipales serán las encargadas de habilitar centros de acogidas para aquellos niños que no tengan una familia ampliada que puede responsabilizarse de su tutela. Dijo que estas entidades deben garantizar ambientes adecuados para albergar a los hijos de los reos.

Días antes, el Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, señaló que hay 152 niños mayores de seis años que conviven en las cárceles del país con sus familiares que serán enviados a hogares sustitutos.

Esa medida se adoptó después de que se reportará un caso de violación de una menor de ocho años en el interior del penal de Palmasola en Santa Cruz, donde pasó varias noches con su mamá que visitaba a un reo sentenciado por violación.

//ANF//

Facebook Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here