-1.2 C
Bolivia
viernes, enero 21, 2022

Talleres de apoyo y formación se suman a la convocatoria 2021 del Premio Nacional de Crónica

Noticias de Bolivia

El Premio Nacional de Crónica Bartolomé Arzáns de Orsúa y Vela lanzó la convocatoria para la tercera versión que se desarrolla este 2021. Los trabajos se pueden presentar hasta el 31 de agosto, pero el proceso no termina ahí, pues la organización desarrollará un Laboratorio de Crónica con 15 semifinalistas.

El certamen está dirigido a todos los ciudadanos bolivianos residentes dentro o fuera del país, así como extranjeros residentes en Bolivia, mayores de edad. Las crónicas, de libre temática, deben ser originales e inéditas y estar escritas en español.

El Premio fue creado en 2019 por iniciativa de la revista Rascacielos de periodismo narrativo, junto al diario Página Siete con el objetivo de alentar la escritura de la crónica como género del periodismo y la literatura, a tiempo de reconocer el trabajo del periodismo investigativo y la innovación en la escritura. Lleva el nombre del gran cronista potosino de la Colonia Bartolomé Arzáns de Orsúa y Vela, reconocido mundialmente por su legado a la historia universal.

“Este año vamos a premiar en dos etapas. La primera será la selección de 15 textos finalistas. Sus autores o autoras ya son ganadores de alguna manera porque van a cursar el Laboratorio, que se propone a modo de las clínicas de guion que hay en el cine o de edición en ámbitos literarios. En los talleres queremos apuntalar, en el sentido de la construcción misma, el trabajo final, hacer los ajustes finales de las crónicas, ayudar a que los textos lleguen en las mejores condiciones posibles al jurado”, comenta Cecilia Lanza, directora de Rascacielos.

Así, en los talleres, los finalistas trabajarán con tutores y podrán intercambiar experiencias entre ellos mismos.

“Estamos convencidos que vamos a alentar, mejorar la calidad. Además, estos talleres benefician a los finalistas, se va a trabajar uno a uno por escritor; no será un taller de crónica, van a haber charlas generales y específicas sobre temas puntuales de los textos. Al mismo tiempo de trabajar uno a uno con los tutores, entre los finalistas también habrá un intercambio, enriquecimiento de conocimientos y de los propios textos, hasta la posibilidad de que entre ellos haya trabajos a futuro, que se conozcan los temas que están trabajando. La idea es que crezca la crónica, que no sean textos producidos por uno sólo para sí mismo, para eso sirven esos espacios de trabajo colectivo”, agrega Lanza.

Los 15 semifinalistas serán elegidos por un comité de preselección, que, como todos los años, se convierte en el primer filtro. El año pasado incluyó a Roberto Navia. En 2019, estuvo integrado por Alejandra Echazu e Isabel Mercado. En ambas versiones, participaron Liliana Carrillo, Willy Camacho y Cecilia Lanza. Luego, los 15 textos serán revisados por el jurado internacional, que elegirán a los 6 finalistas, y de entre estos seis al trabajo ganador.

El Premio es una institución semejante al Premio Nacional de Novela y cuenta con un prestigioso jurado nacional e internacional que en la primera versión estuvo conformado por Diego E. Osorno (México), Álex Ayala (España), Roberto Navia, Daniela Renjel y Lanza, de Bolivia. La segunda versión tuvo como jurado a Cristian Alarcón (Chile-Argentina), Gabriela Wiener (Perú-España), Giovanna Rivero, Pablo Ortiz y Lanza, de Bolivia.

Desde su nacimiento, el certamen fue respaldado por una alianza interinstitucional con la Cámara Departamental del Libro de La Paz y la Feria Internacional del Libro, la Fundación para el Periodismo y Editorial 3600. En ese sentido, se tiene planeado hacer la premiación durante la FIL 2021, programada para septiembre.

En la primera versión, 2019, resultaron seleccionados: Soledad Domínguez, ganadora (Sucre), y fueron finalistas Santiago Espinosa (Cochabamba), Juan José Toro (Potosí), Richard Mateos (Santa Cruz-España), Martha Mamani (La Paz) y Cecilia Barja (La Paz-Estados Unidos). En 2020, el ganador fue Nemecio Esquivel (El Alto), y resultaron finalistas, Mauricio Rodríguez, Roberto Condori, Max Vino Arcaya (La Paz) Adriana Montenegro (La Paz, Estados Unidos) y Óscar Leaño (Santa Cruz).

El premio consiste en un monto de Bs. 14.000 que se entrega a un único ganador. Seis becas al Taller Internacional que se dictará en el marco de esta convocatoria para los autores de ese mismo número de crónicas finalistas. La publicación de los seis textos (ganador y finalistas) en la revista Rascacielos en números especiales y el texto ganador en los medios asociados. La edición de un libro impreso con las crónicas completas y su respectiva difusión. La edición digital (parcial) de las seis crónicas ganadoras.

Además, este año, se suma la participación de seis importantes medios nacionales de comunicación en varias ciudades del país, como asociados a este premio: Opinión (Cochabamba), Correo del Sur (Sucre), El Potosí (Potosí), La Palabra (Beni), La Región (Santa Cruz) y El País (Tarija).

“Nuestro premio se pensó desde un principio con una voluntad integradora. Siempre quise que fuese de todos, que se lo apropien, que participen la mayor cantidad de periodistas. Está pensado para periodistas, sin descartar por supuesto a escritores, estudiantes y aficionados. Ahora con la inclusión y participación de más medios, estamos más próximos a lograr ese objetivo. La idea es reforzar su carácter nacional, que llegue a todos los rincones del país”, afirma Cecilia.

La periodista adelantó que con los nuevos medios asociados se realizarán charlas y talleres en las distintas ciudades del país para animar a más personas a inscribirse en el Premio.

“Se ve la necesidad que tienen estos medios, sus periodistas y las propias regiones de conocer más la crónica como género potente, potable que se puede practicar y tiene beneficios y cualidades. La participación nacional da la posibilidad de que se visibilicen escrituras de estas otras regiones porque seguimos siendo un país demasiado centrado en La Paz. Hay gente de otras ciudades que escribe, pero no encuentra los espacios para hacerlo ni para visibilizar su trabajo a nivel nacional. Ahora estamos haciendo charlas en La Paz con el Club de Lectura de La Paz que aglutina y reúne a instituciones, a estudiantes de la carrera de Literatura, sobre el género a propósito del Premio para que se animen a inscribir”, finaliza Lanza.

Escanea o haz clic para descargar la convocatoria

Rascacielos es la primera revista de este género en un diario nacional, dedicada exclusivamente a la crónica periodística. En sus páginas  escriben los más reconocidos periodistas y cronistas bolivianos y latinoamericanos. Rascacielos se concibe como un espacio pedagógico y tiene alianzas con la Universidad Católica Boliviana y la Universidad Privada Boliviana. Por esta razón, el Premio Nacional de Crónica se plantea también como aporte en ese camino de aprendizaje y excelencia.

Facebook Comments

- Advertisement -spot_img

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias