13.4 C
Los Angeles
30 noviembre, 2020
Opinion

Resignación ante la COVID-19

Opinión

 

Inti Gómez

En los últimos días, se pudo observar en las redes sociales como los usuarios calificaban de “Masistas” a las personas que quebrantaban la cuarentena para ofertar diferentes productos en la calle.

Pero, estos individuos se vieron obligados a salir porque ya no les alcanza los ahorros para subsistir este periodo de confinamiento. La falta de alimentos, principalmente, y las deudas que tienen con diferentes sectores los forzaron a buscar ingresos, a pesar de que su salud está en peligro.

Elllos están conscientes del riesgo; pero, esta situación los obliga a tomar una dificil decisión: “Si me enfermo con Coronavirus, ni modo. Pero, no podemos morir de hambre”. En pocas palabras, se están resignando ante la COVID-19.

Por ese motivo, vemos cada día en los medios de comunicación como “patalean” las caseritas, los mecánicos, los choferes de transporte público, los restaurantes, las vendedoras de ropa, los zapateros, los albañiles, los carpinteros, los peluqueros, etc., porque se les acabo el dinero y no podrán aguantar otra ampliación de la cuarentena.

Quizás no les alcanza el bono que da el Gobierno Transitorio o no pueden esperar mucho tiempo a que les den la canasta familiar. Pero, les aseguro que no todas esas personas son “Masistas”, sino que simplemente se vieron obligados a trabajar para aminorar esta mala situación.

Lamentablemente, el MAS está aprovechando el malestar de la gente para impulsar las elecciones generales. Aunque, estos sectores tiene como meta flexibilizar la cuarentena para sobrevivir.

Por otro lado, existen diferentes reclamos por la enorme cantidad de contagios que puede existir si se flexibiliza la cuarentena. Este martes 26, Bolivia registró el pico más alto de casos nuevos (476 contagios de COVID-19) y el país está camino a los 10 mil infectados, siendo los departamentos más afectados Santa Cruz y Beni.

Pero, Bolivia no está preparada para afrontar este tipo de problemas y, un claro ejemplo, es Beni que se vio rebasada por los nuevos contagios. Durante el gobierno de Evo Morales no se realizó ninguna labor meritoria para el sector salud, solamente se jacto de entregas de hospitales, pero no hizo su equipamiento respectivo y nunca dio las herramientas necesarias a los médicos. Pero tampoco lo hicieron los anteriores gobiernos.

Quizás, el gobierno de Añez sea el que más está invirtiendo en salud, pero la mala administración y la falta de moral provocaron un daño terrible en la población (Caso Respiradores). Además, es grotesco ver como diputados y senadores, de oficialismo y oposición, salen a los medios para hablar de la mala administración, la falta de equipos y pidiendo auxilio a nivel internacional.

Tuvieron 14 años para ir a la circunscripción que representan, visitar los hospitales, hablar con los vecinos y médicos para ver necesidades y como se los podía apoyar. Pero, les valió un «sorete» acercarse a la gente y ahora quieren aparentar que son las personas que más “ayudan”.

En fin, esta en nuestras manos proteger la salud de nuestras familias, a través del uso de barbijo y alcohol en gel. Por otra parte, las empresas que aún puedan realizar el teletrabajo, que lo sigan implementando. Por último, el Gobierno debe buscar otras formas de comunicar las medidas de bioseguridad y dejar de lado las amenazas a la población.

Facebook Comments

Related posts

¿Dónde estabas Luis Arce Catacora?

Bolivia Noticias