CiudadReporte especial

Hasta que el dinero o los megas nos aguante

Compartelo.

Se conocieron mediante el juego “Free Fire”, en varios chats se enamoraron, decidieron escaparse de sus casas. La policía y las redes sociales los buscaban. El joven tuvo que llegar desde Perú hasta la ciudad de El Alto, en Bolivia, lugar donde su amor la esperaba. Se encontraron, se fueron a vivir en un alojamiento por algunos días, tenían en promedio 3 mil bolivianos, se les acabó el dinero y decidieron retornar a sus hogares.

Desde el 15 de julio salieron varios anuncios que dos jóvenes menores de edad desaparecieron. José salió de su casa rumbo a Bolivia para encontrar a su enamorada que conoció en el juego online de Free Fire, según relataba su madre en un medio de comunicación. Su madre sabía que vendría a Bolivia para encontrarse con María, quien mediante los chats tenía un problema y acordaron encontrarse.

Según los relatos de las madres y los investigadores; se habían encontrado en la feria 16 de Julio de la ciudad de El Alto, desde ese momento ya nadie sabía del paradero de la pareja joven haciendo movilizar al departamento de Policía y anuncios en las redes sociales por saber su ubicación y quizá encontrarlos.

La frontera entre los dos países no fue obstáculo para vivir su romance. José vino desde el municipio de Yunguyo, en el país vecino del Perú, y María es de la ciudad de El Alto en Bolivia. Los últimos reportes y una primera llamada telefónica por parte de María a su madre le indicaron que estaban bien, estaba feliz con su enamorado y que vivían en un alojamiento de la ciudad de El Alto.

Había muchas hipótesis sobre la desaparición de los jóvenes de 15 y 16 años. Incluso la teoría de mafias organizadas que se dedican a la trata y tráfico de personas. El viernes por la tarde la pareja “gamer” apareció luego de una llamada de la joven a su madre para citarlos en la calle 4 de la zona de Villa Dolores diciendo que no tenían más dinero.

Después de varios días de la preocupación que ocasionaron, el romance de María y José acabó luego que la muchacha por segunda vez se comunicó con su madre vía teléfono indicándole que volvería a su hogar porque ya no tenían dinero.

Los testimonios de las madres de los menores decían que José se llevó 2.000 y María contaba con 1.000 bolivianos. Pasaron 8 días que se alojaron en un alojamiento – residencial temporal y la más económica – el dinero se les acabo y con ellos también acabó sus emociones de seguir juntos.

Los gastos económicos por día eran muchos, no sabían cómo mantener el ritmo de vida estando juntos. La alimentación, el alojamiento donde vivían, los gustitos que tenían y mantener los megas de internet fueron mucho para la joven pareja. A eso, se sumó el cargo de conciencia y decidieron hablar con sus familias y retornar a sus hogares.

En un giro de la historia de la pareja de los jóvenes ya no podrían vivir su romance, los familiares de la joven mencionaron en reiteradas ocasiones que María les había confesado que estaba embarazada y era el motivo por el cual salió de casa. No sabemos si José sabe del embarazo de su amada.

Facebook Comments

Cuál es tu reacción de la nota?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Tonnylp
Periodista digital y de investigación | #Geek casual | Diseñador gráfico y CM tiempo completo | Juego a ser estratega en Comunicación, Política y Redes sociales

You may also like

More in:Ciudad