La presidenta Jeanine Áñez informó el jueves que se impulsará el plan trabajo para crear unas 600.000 fuentes laborales en el país, entre directas e indirectas, dentro de un programa que tendrá una duración de dos años.

«La economía de los hogares recibirá el impulso del plan trabajo que durará dos años y que hemos preparado para generar 600.000 empleos, entre directos e indirectos», afirmó Añez, durante un mensaje a la nación.

La medida es parte del plan de reactivación del Gobierno para paliar los efectos económicos por la emergencia sanitaria por el coronavirus.

El 1 de mayo de este año, la mandataria anunció el plan de empleo masivo, que se empezará a ejecutar este mes y creará fuentes laborales para la construcción de hospitales, enlosetados, aceras y parques, así como para fortalecer la agricultura.

En tanto, la autoridad manifestó que ya se ejecuta el Plan de Emergencia de Apoyo al Empleo y la Estabilidad Laboral para otorgar «créditos blandos» a las empresas legalmente constituidas, a fin de coadyuvar en el pago de salarios a los trabajadores y evitar despidos.

«El plan salario seguirá creciendo para ayudar a más empresas y para asegurar el empleo», aseguró Añez.

El 7 de mayo, el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Guillermo Aponte, proyectó que dicho plan de apoyo al empleo beneficiará a al menos 451.000 trabajadores de las empresas privadas, afiliadas al Sistema Integral de Pensiones (SIP).

En esa línea, la Presidenta afirmó que la economía no solo implica un ahorro, sino también representa un impulso a la inversión y ayuda con bonos a las familias.

«Por eso, quiero pedir a cada familia y a cada empresa boliviana que iniciemos juntos y ayudándonos, los unos a los otros, consolidemos la reactivación de la economía», expresó Añez.

Señaló que en la última semana muchas microempresas, empresas pequeñas, medianas y grandes reanudaron sus funciones de forma paulatina.

En ese marco, solicitó a los trabajadores y a las empresas que tomen todas sus previsiones para evitar la propagación del COVID-19 y regresar a una cuarentena rígida.

«Las empresas deben cuidar los trabajadores y los empleados deben ayudar en esos cuidados», dijo.

Por ello, afirmó que es vital que se cumplan de manera estricta las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus, como el constante lavado de manos, el uso de barbijos y evitar estar en lugares cerrados y en aglomeraciones.

ABI

Facebook Comments