El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, garantizó la libertad de expresión y exhortó a la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, a formalizar con pruebas su denuncia ante las autoridades jurisdiccionales correspondientes, después de que, al referirse al alejamiento temporal del periodista Junior Arias de la red Gigavisión, aseguró que el trabajo periodístico en el país «no goza de garantías».

«Acabo de enviarle una nota, que ha ingresado a su despacho (…) y en la nota se exhorta a la Defensoría del Pueblo a apersonarse ante la autoridad jurisdiccional policial competente para presentar algún documento que respalde (de que se estaría poniendo) en riesgo la seguridad del ciudadano Arias o que tuviera falta de garantías como dice la Defensoría», afirmó.

Agregó que inmediatamente se conozca la formalización de esa denuncia «bastante temeraria», se dará la instrucción como corresponde para que se investigue porque en el actual Gobierno «no se permite interferir en el trabajo periodístico».

«El Gobierno nacional está atento como corresponde a salvaguardar la seguridad de los trabajadores de prensa, no importa su condición o jerarquía y en este entendido exhorto a la Defensoría del Pueblo, que parece tener mayor documentación, prueba o respaldo, a acudir ante la instancia competente y se inicien las investigaciones», insistió.

Recordó que las actuales autoridades del Ejecutivo, desde que eran legisladoras, defendieron la libertad de expresión de manera férrea y esta situación no cambia, por lo que las puertas, por ejemplo, de su viceministerio, estarán siempre abiertas para atender cualquier preocupación periodística con plenas garantías para el trabajo de medios televisivos, impresos, radiales o digitales.

Por su parte, el ministro de Defensa, Fernando López, también reafirmó que está «absolutamente garantizada» la libre expresión de todo el pueblo boliviano y el trabajo de los periodistas.

«No hay nada en este Gobierno que entorpezca su trabajo, (…) están en la obligación de hacer seguimiento e investigar, pero también no cometan el error de ese medio de comunicación (Gigavisión, que denunció erróneamente un supuesto sobreprecio en la compra de granadas de gas lacrimógeno)», señaló López.

Asimismo, al igual que Santamaría, López sostuvo que las puertas de su ministerio están abiertas para el trabajo periodístico porque «no necesitamos ocultar nada, venimos a este cargo absolutamente circunstancial, pasajero y transitorio», señaló.

ABI

Facebook Comments