El “cerebro económico” de Bolsonaro descarta romper con Bolivia

El nuevo gobierno de Brasil ha descartado que la ideología se imponga en las decisiones que debe asumir en torno a los países con los que tiene negocios

0
59

Una de las principales preocupaciones en Bolivia tras la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil tiene que ver con el futuro que tendrán las relaciones económicas de ambos países. Paul Guedes, considerado el ‘cerebro económico’ de las propuestas del presidente electo brasileño ha dado una luz al respecto y señaló que las relaciones económicas de su país, a partir de la llegada del nuevo Gobierno, no tendrán nada que ver con un tema ideológico.

Bolivia y Brasil tienen una relación económica ligada al negocio del gas. El interés del gobierno boliviano es ampliar el contrato de compra-venta de gas que concluye en 2019

“No vamos a romper con nadie, no vamos a romper ninguna relación. ¿Yo solo voy a comercializar con Argentina? No. ¿Solo voy a comercializar con Venezuela, Bolivia y Argentina? No. Vamos a comercializar con el mundo” y “no seremos prisioneros de relaciones ideológicas”, precisó Guedes.

El asesor de Bolsonaro señaló además que el Mercosur “no será prioridad para el nuevo Gobierno” porque el bloque conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay fue constituido como una entidad “totalmente ideológica”.

La nueva idea de la política exterior brasileña fue reforzada este lunes por Lorenzoni, otro de los más cercanos colaboradores de Bolsonaro y quien dijo que el primer viaje que tiene previsto el presidente electo de Brasil al exterior será a Chile, ahora bajo el mando del presidente Sebastián Piñera.

Según el diputado, Bolsonaro y Piñera “pueden ser hermanos en la lucha por la construcción del desarrollo” en América Latina.

Chile ya estaba en la mira de Bolsonaro desde su campaña, un país que el ultraderechista dice admirar y a cuyo presidente Piñera, ha elogiado.

Los anuncios que ha hecho Bolsonaro en relación con su política exterior “va totalmente en desencuentro con la adoptada por los gobiernos petistas (de Lula y Rousseff)”, según Zilda Mendes, profesora comercio exterior y cambio de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, citada en una nota divulgada por esa institución.

Si bien para la académica, con lo estipulado en su plan de gobierno y lo que dijo públicamente Bolsonaro durante su campaña, “no se puede saber en detalle qué medidas se adoptarán efectivamente y cuáles serán sus respectivas prioridades”.

No obstante, el presidente electo de Brasil pretende buscar “una nueva forma de hacer comercio con toda América del Sur, sin sesgo ideológico”, y también ha precisado que quiere buscar alianzas con todos los países, pero “sin renunciar” a la soberanía nacional.

Facebook Comentarios