Cultura

El CCP cumple su séptimo aniversario de creación

Este miércoles 2 de septiembre, el CCP de Santa Cruz festejará su séptimo aniversario.

El Centro de la Cultura Plurinacional, dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB), en la actualidad, es uno de los centros culturales más importantes de Bolivia, y uno de los pilares institucionales en la escena artístico-cultural de Santa Cruz de la Sierra y el país.

Desde 2017, año en que asume la dirección la comunicadora y gestora cultural Paola Claros Arteaga, se ha caracterizad por el posicionamiento de un modelo cultural dinámico, flexible y socialmente pertinente, que promueve la inclusión social, la democratización de la cultura y la participación activa de la comunidad artística, diversos usuarios, visitantes y públicos intergeneracionales. Todo esto, junto a un equipo de trabajo constituido por profesionales y técnicos en diferentes áreas administrativas y culturales.   

Los antecedentes

En 2007, el Banco Central de Bolivia entregó en donación a la FCBCB el inmueble ocupado por el ex Banco Boliviano Americano, ubicado en la calle Rene Moreno, en el centro histórico de la ciudad de Santa Cruz. Después de casi dos años de arreglos y tramitaciones, en 2009 abre sus puertas al público con el nombre de Centro Cultural Santa Cruz, operando como extensión del Museo Nacional de Arte (La Paz). En esta primera gestión se da  bajo la coordinación de Jorge Aliaga (2009-2014).

Posteriormente, cambia de nombre y de jerarquía, pues pasa a tener presupuesto, administración y gestión autónomas. Es así, que el 2 de septiembre de 2013 se convierte en Centro de la Cultura Plurinacional (CCP), mediante Ley N° 398.

Articulo 1 (CREACIÓN). Créase el Centro de la Cultural Plurinacional (CCP), bajo tuición y administración de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, con domicilio en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, que tendrá por objeto la promoción, protección, puesta en valor y garantizará el apoyo a la cultura plurinacional y mantendrá como principal misión el ser y generar espacios de encuentro entre bolivianas y bolivianos.

Es de esta manera que el CCP, en este nuevo marco institucional, inicia un camino propio y se asume como un espacio cultural que busca ser un espacio para el desarrollo de las artes y las culturas, en el que pasan directores como Silvana Vázquez (2014-2015), Marcelo Alcón (2015-2016) y Xiomara Zambrana (2016).

La consolidación

Luego de un proceso de reestructuración organizacional  y un ajuste del organigrama que contaba con 24 items, pasa a una estructura de 16 ítems. En mayo el 2017, es nombrada como directora directora Paola Claros, quien, junto a un equipo de colaboradores, le dieron estabilidad e institucionalidad a la vocación del CCP. Se lleva adelante un modelo de gestión cultural que enfatiza la dinamización de las artes mediante diferentes proyectos y programas de largo alcance con énfasis en lo local, nacional e internacional.

Paola Claros, sostiene que “la gestión cultural requiere conocimientos teóricos conceptuales y prácticos en el terreno y el territorio de lo cultural, lo patrimonial, las diferentes expresiones artísticas, las nuevas narrativas, las diversidades e identidades. Es necesario comprender que la gestión cultural no es una actividad que ofrece y organiza espectáculos, nuestra labor y alcance posee impacto y resultados cuantitativos y cualitativos en la vida de los diferentes públicos y la comunidad artística. Los distintos programas responden a la demanda de la comunidad artística y las necesidades de los diversos públicos, es por este motivo que programamos diferentes propuestas en artes visuales, artes escénicas, expresiones musicales, investigación, diálogos, laboratorios, conferencias, etc. además de la atención en la biblioteca Isaac Sandoval Rodríguez, que es una biblioteca especializada en arte y cultura, que desarrolla el programa de incentivo a la lectura y el proyecto Biblioteca activa, que tiene como premisa realizar diferentes talleres alternativos”.

Actualmente el CCP es un espacio en el que se generan relaciones simbólicas en torno a hechos culturales entre artistas, productores, gestores, técnicos y diversos usuarios, asistentes, participantes y público en general. A partir de la programación de la agenda cultural se promueve el flujo de ideas y nuevas posibilidades de expresión, se incentiva la creatividad a partir de la generación e intercambio de conocimiento, se ha convertido en un aliado estratégico en la cadena de valor de la creación artística ya que acompaña desde la fase creativa, la producción, la comunicación y la difusión de propuestas artísticas y culturales a partir del dialogo interdisciplinario.

De lo presencial a lo virtual

Durante los primeros días de la cuarentena rígida en el país, en marzo de 2020, el tiempo de conexión en los hogares se incrementó considerablemente. Diferentes procesos educativos, culturales, laborales y de entretenimiento comenzaron a ser parte de la cotidianidad de las personas. En este contexto, el equipo del CCP potencializó el uso de las redes sociales para mantenerse conectados junto a sus usuarios, públicos y seguidores desde sus casas.

Claros comenta que “si bien las redes sociales, antes de la pandemia y del confinamiento, eran medios de difusión y apoyo para las actividades presenciales, de pronto se convirtieron en las únicas puertas de acceso al CCP y a su propuesta cultural. Junto al equipo iniciamos un proceso de aprendizaje y de migración hacia la gestión cultural on line y desde abril comenzamos a generar contenidos y propuestas artísticas. La sorpresa fue grata, pues nos dimos cuenta que, uno de los aspectos positivos de la virtualidad, es el alcance y el impacto que podemos generar en los seguidores de las páginas de las redes sociales, más allá de nuestro territorio. En las exposiciones de arte virtuales, obras de teatro, conciertos, talleres, laboratorios y conversatorios hemos tenido la participación de diferentes lugares de Bolivia como Tupiza, Quillacollo, Cotoca, San Javier, además de las ciudades como Sucre, La Paz, Cochabamba, Tarija, Santa Cruz y a nivel internacional desde Reino Unido, Francia, España, Estados Unidos, Argentina y Chile.

Actualmente estamos ejecutando el presupuesto económico programado para la gestión 2020, estamos realizando el pago de los servicios culturales de acuerdo a lo planificado, de esta manera la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia mediante sus repositorios y centros culturales como el CCP honra su compromiso con los artistas y promueve el acceso democrático e inclusivo hacia la población, junto a una agenda cultural variada de gran calidad artística y educativa, que llega a toda la población sin costo económico para los participantes y seguidores en las redes”.

Proyección 2021-2025

El nuevo Consejo de Administración de la FCBCB conformado por Ximena Medinaceli, Mariano Baptista, Ramiro Soriano, Jorge Crespo, Roger Mamani y Gabriel Chávez, a la cabeza de Guillermo Mariaca como presidente, están trabajando en el Plan Estratégico Institucional (PEI) 2021-2025 con miras al Bicentenario de la fundación de Bolivia.

El CCP, en el marco del Plan Estrategico Institucional, tiene grandes planes y objetivos para las próximas gestiones. Actualmente es un centro cultural que está desarrollando su potencial, el propósito y la vocación para el cual fue creado. Aún tiene un gran camino por recorrer y espacio para crecer en todo sentido.

Facebook Comments

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Cultura