Cultura

Culturas entregó 70 piezas que fueron rescatadas del tráfico ilícito al Museo Franciscano

El Ministerio de Culturas y Turismo entregó en custodia por un año al Museo Franciscano, del convento de Nuestra Señora de los Ángeles de San Francisco de la ciudad de La Paz, 70 piezas que fueron rescatadas del tráfico ilícito en la ciudad de Santa Cruz, en agosto de 2018. El proceso aún sigue abierto y en investigación.

“Hemos optado porque el museo de San Francisco sea el custodio, por un año, de estas piezas eclesiásticas. El acta de compromiso y entrega puede ser renovada una vez concluido el tiempo. Son bienes culturales de altísimo valor, de los que se impidió su traslado ilegal fuera del país y tras su recuperación fueron exhibidas durante más de tres meses para que sean reconocidas”, dijo la Ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca.

La titular de esta cartera de Estado informó que el proceso de investigación en Santa Cruz quedó abierto y que el Ministerio de Culturas y Turismo es parte querellante por el tráfico ilícito de bienes culturales. También aclaró que pasado ese año de custodia aún se puede reclamar la pertenencia de estas piezas , con previa demostración legal.

A las 20:00 del viernes 31 de enero, el Ministerio de Culturas y Turismo, enmarcado en la política del Estado Plurinacional de Bolivia, y la Ley 530 del Patrimonio Cultural Boliviano que protege el patrimonio cultural y lucha contra el tráfico ilícito de los bienes culturales, realizó la entrega en custodia de las piezas incautadas.

“Se decidió llevarlos a San Francisco, porque el conjunto arquitectónico goza de especial estatus ya que cuenta con instalaciones de seguridad preventiva tanto externa como interna, debido a que es un monumento nacional desde 1930 y patrimonio nacional declarado en 2018 y contar, además, con la placa de señalización del Emblema Azul”, explicó la jefa de la unidad de Patrimonio Inmaterial, Carmen Loza.

Loza explicó que se esperó una demostración documentada de la pertenencia de esas piezas, sin que se haya satisfecho el criterio. “Las peticiones apuntaban a solicitar piezas sueltas de interés artístico, a lo cual el Ministerio optó por mantener el criterio de indivisibilidad de ese conjunto patrimonial de objetos”, aclaró.

El 10 de agosto de 2018 se realizó un operativo de manera conjunta entre el Ministerio de Culturas y Turismo, a través de la Unidad de Bienes Inmateriales y en coordinación con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) y el Ministerio Público, en un inmueble de la ciudad de Santa Cruz en el que se hallaron 70 piezas del patrimonio cultural del país, entre pinturas de caballete, platería, esculturas, retablos de culto e instrumentos musicales que corresponden a los siglos XVII, XVIII y XX.

Para concretar el operativo, se tuvo que cumplir un proceso que duró al menos 60 días, en el marco del cumplimiento de la Ley de Patrimonio Cultural y el Código de Procedimiento Penal.

El 5 de octubre de ese mismo año, la Ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, presentó las piezas a los medios de comunicación en una conferencia de prensa en la Casa del Artista, desde entonces las obras rescatadas se exponen en la dirección de Patrimonio Cultural que se halla en la Plaza Murillo, con la finalidad de devolverlos a sus custodios, previa acreditación de su propiedad, el plazo de recuperación era de 90 días, fecha que ya expiró.

De acuerdo a sus particularidades de los objetos recatados, se presume que corresponden a templos alejados de las ciudades capitales de Bolivia, de las capillas provinciales del occidente del país. La pieza más antigua que se rescató, corresponde al siglo XVII y que se plasmó en la pintura la “Rendición de Granada”, donde se escenifica la entrega de dos llaves al rey Fernando de Aragón.

Con relación a las esculturas de los santos, están hechas en tela encolada, policromada y maguey. La mayoría, el 80% de ellas, representa al tata Santiago, motivo por el cual se presume de que se trata de objetos robados a los templos católicos.

“Estos bienes culturales son un patrimonio de la Iglesia Católica y por su significado y valor eclesiástico son muy valiosos por ser la memoria sensible de la evangelización y es un gran deber su protección y restauración. Pedimos a que juntos trabajemos por la protección y salvaguarda de nuestro patrimonio boliviano”, sostuvo el padre Benhur Soto Cabrera.

Facebook Comments

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Cultura