Tomando como referencia la lista de futbolistas y oficiales presentada por los clubes participantes en la Copa Libertadores de América y en la Copa Sudamericana, la Conmebol creará el Registro Médico de Control para evitar que el nuevo coronavirus llegue a los principales actores del fútbol cuando se reinicie los partidos en estos torneos.

Esta disposición cuenta con la aprobación de los miembros del Consejo de la Confederación en la reunión que tuvieron a media semana por videoconferencia. Esta medida entrará en rigor para la reanudación de los encuentros y permitirá mantener un control sanitario.

La disposición faculta a la Conmebol a pedir en cualquier momento información adicional sobre el historial médico de un jugador y oficial. Asimismo, los deportistas deben someterse con carácter obligatorio a las pruebas de Covid-19 dentro del protocolo médico de la Confederación y se pedirá un test adicional previo a la realización de los partidos o durante los entrenamientos.

La fecha, hora y resultados de cada prueba serán guardados por la Conmebol. Los jugadores y oficiales que se nieguen a seguir este procedimiento tienen prohibida su participación en los cotejos internacionales. La omisión de alguno de estos aspectos, será sancionado bajo las normas del Código Disciplinario.

En el documento hay disposiciones específicas que van dirigidas a los jugadores y los oficiales dentro del campo de juego. Estas son las prohibiciones: escupir y sudar la nariz antes, durante y después del partido en el campo de juego o banco de reservas; besar el balón antes, durante y después del cotejo; intercambiar o regalar camisetas u otra prenda a cualquier persona.

Es obligatorio que los jugadores y oficiales se sometan a controles de temperatura antes del partido; usar botellas individuales de agua o bebidas isotónicas; uso de mascarillas a los futbolistas y oficiales que están en la banca de alternos; en caso de habilitar la conferencia de prensa post partido se utilizará mascarillas.

El aspecto económico también está contemplado dentro de estos ajustes con la reducción del 30 por ciento de las multas establecidas en el Código Disciplinario y el Reglamento de la Competición por infracciones cometidas a partir del reinicio de la Libertadores y Sudamericana.

En la reunión virtual se informó que el dinero del Fondo Evolución alcanzó a beneficiar a más de 400 clubes profesionales del fútbol sudamericano, que se vieron afectados por la falta de ingresos económicos durante estos primeros meses del año. La Conmebol reiteró que 14 millones de dólares fueron distribuidos entre sus asociaciones y federaciones miembros.

 

AFP

Facebook Comments