Casi la mitad del arroz que se consume en Bolivia es importado

0
51

Una tormenta perfecta es la que enfrentan los productores bolivianos de arroz, debido a que a la caída de precios se sumaron las plagas, las enfermedades en el cultivo y la imposibilidad de poder acceder a un crédito, situación que desmotiva al sector que apenas puede cubrir la demanda interna. El presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Arroceras (Fenca), Luis Reyes, informó que en la campaña 2017 se cultivaron 90.000 hectáreas de arroz en Santa Cruz y Beni y se logró producir 320.000 toneladas, cuando la demanda interna proyectada llega a 530.000 toneladas, que representa casi el 60 por ciento de lo que demanda el mercado boliviano.

Esto significa que la situación puede empeorar si es que los precios del arroz de Argentina y Brasil suben, debido a que son los principales proveedores del mercado boliviano, “la producción de arroz no está alcanzando ni al 70 por ciento del consumo nacional y ahora no lo sentimos, porque sigue ingresando arroz barato de afuera, pero el momento en que afuera suban los precios, ahí lo vamos a sentir”, afirmó el gerente General de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Edilberto Osinaga.

Según el portal notiboliviarural.com, Osinaga dijo que es complicado producir arroz y el panorama no es muy alentador para los arroceros, debido a que en su mayoría son pequeños productores y no pueden acceder a créditos para trabajar en sistemas de riego y aumentar la producción arrocera, “hay autoridades de Gobierno que dicen trabajar en mecanismos nuevos que reemplacen la garantías hipotecarias para pequeños productores, pero hasta el momento nadie ha sacado nada que reemplace a dichas garantías”.

El presidente de la CAO, Freddy Suárez, manifestó que los pequeños productores no pueden acceder a créditos porque sus tierras son inembargables por Ley, “se está viendo la forma cómo utilizar fondos del fideicomiso de 150 millones de dólares para pequeños productores anunciado por el Gobierno en febrero del presente año”.

Jaime Hernández, gerente de Planificación de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), considera que el principal problema de los pequeños productores para acceder a créditos sigue siendo las garantías, tomando en cuenta que sus parcelas son inembargables, hecho que dificulta el financiamiento. Manifestó, que ANAPO ha planteado al Gobierno que a través de un Decreto, los pequeños agricultores interesados puedan transformar su parcela en mediana propiedad para acceder a créditos, de lo contario el panorama no cambiará.

Facebook Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here