Bolívar acaba su maleficio y gana por primera vez a Sport Boys

0
140

Hasta que al fin llegó el día en el que la Academia acabe con su “Bestia Negra”. Bolívar derrotó (3-1) a Sport Boys por primera vez, en el estadio Samuel Vaca de Warnes. Los celestes aumentan su ventaja y se hacen inalcanzables en la punta del torneo Clausura.

Bien dice el dicho: “No hay mal que dure cien años…”, Bolívar pasaba por una mala racha frente al Toro Warneño, cada partido era de agonía ante un conjunto de Warnes que se convirtió en su “Bestia Negra”.

Una paternidad de ocho partidos desde aquel 4 de agosto de 2013, cuando Sport Boys venció en su debut liguero a los celestes (1-0). Un dominio que se alargó a 6 victorias y dos empates en Warnes, Bolívar no podía sacarse la espina en cada partido.

Y este sábado, 18 de noviembre, se convertirá en un día memorable para los celestes. Con goles de Leonel Justiniano (54’), Juan Carlos Arce (73’) y Gastón Sirino (90’), Bolívar se quedó con su primer triunfo; el Toro anotó por intermedio de Imanol Iriberri (38’).

Con este score, la Academia suma 38 unidades y va a paso de campeón a falta de seis fechas por jugar; el segundo es el Tigre, que tiene 30 unidades y está presionado a ganar para acortar distancia.

EL PARTIDO

Bolívar jugó un partido complicado, pese a que propuso su juego y atacó en varias ocasiones, el conjunto local dañó la defensa celeste con facilidad.

Una tarde en el que el nerviosismo se pagó caro, pues la defensa dio sustos constantes a Matías Dituro. En dos distracciones, José Luis Sánchez Capdevilla llegó con remates peligrosos.

A los 7 minutos, Bolívar estuvo muy cerca de anotar el primer gol. Una buena habilitación de Juan Carlos Arce, llegó a los pies de Marcos Riquelme, que una total mala puntería remató al lado iquierdo con portería sin arquero.

Jorge Flores tuvo lo suyo, pero no fue suficiente, tampoco Pedro Azogue tuvo un buen día, ya que en un tiro de esquina cometió una falta que se cobró penal.

En un tiro de esquina, Capdevilla mandó un centro, la pelota se encontraba en el aire y en el área chica los jugadores se perfilaban para tocar el balón, entre esa pugna Azogue empujó sutilmente a Yasmani Duk que cayó. Gery Vargas, juez del partido, cobró la pena máxima. Iriberri se encargó del disparo y no falló, 1-0.

Tras el gol, los celestes se congelaron, fue un golpe aturdidor, pues Bolívar dejó de ser tan peligroso como antes.

En la segunda parte, la Academia salió con otro aire. Arce elaboró muchas jugadas de peligro y se animó en rematar, empero faltaba alguien para acompañarlo.

Y tuvo que entrar Justiniano, el futbolista se convirtió en la pieza fundamental para la victoria.

A los 53’, Arce mandó un centro, Riquelme pasó con la cabeza a Justiniano que empujó la pelota, 1-1.

Bolívar con el empate y la victoria en mente, salió con la visión de ganar. A los 72’, Sirino disputó la pelota, Justiniano se encargó de habilitar a Arce, éste engancha y empuja la pelota, 2-1.

Con el marcador en su favor, la Academia encontró confianza. Riquelme y Sirino intentaron marcar sus propios tantos.

Hasta que a los 90’, Sirino se encontró con la pelota tras el pase de Justiniano, el uruguayo remató al palo izquierdo y puso el 1-3, a favor celeste en un día memorable para perfilarse al bicampeonato.

 

Foto: Bolívar (Facebook).

Facebook Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here