Atlantes consigue el tricampeonato en el Torneo Nacional de Fútsal

0
549

Atlantes, de La Paz, se consagró tricampeón en el XI Torneo Nacional de Clubes Campeones Femenino al derrotar por 6-5 a Rectificadora Urkupiña, de Cochabamba, en una final apretada. El elenco paceño consiguió su tercera clasificación consecutiva a la Copa Libertadores de Fútsal en la rama femenina del próximo año.

En un lance de ida y vuelta, Atlantes logró imponerse a las cochabambinas con mucho trabajo. Con goles de Ivonne Nina (15’ y 35’), Karla Ticona (19’), Lyanne Choque (22’) y María Salazar (34’), el conjunto paceño se coronó tricampeón; mientras que para las vallunas marcaron: Alejandra Montaño (11’), Neyza Flores (17’ y 24’), Ligia Porko (18’) y Palmira Loayza (39’); Ana Huanca anotó en contra a los 31’.

EL PARTIDO

En resumen, Atlantes pasó del susto al gusto. Comenzó perdiendo el partido y tuvo que luchar bastante para remontarlo.

A los 3 minutos, un buen desborde de Choque puso el balón en la cabeza de Ticona que por muy poco abrió el marcador, luego otro remate de Choque se fue ligeramente desviado al palo izquierdo. Atlantes aumentaba la carga en cada minuto del lance.

La dupla Choque y Ticona se perfiló mejor a la hora de atacar, empero se toparon con la guardameta Daniela Salguero (de Urkupiña) que sacaba cada disparo del dueto paceño.

A los 11’, Atlantes nuevamente tuvo su oportunidad, esta vez un centro de Ticona descolocó a toda la defensa visitante, pero nadie de la delantera local logró alcanzar en envió.

Y el gol tuvo que aparecer en el arco contrario, en una contra del conjunto valluno, Shirley Pérez mandó un centro, Montaño colocó un cabezazo y venció a la guardameta paceña, 0-1.

El gol de Urkupiña fue un balde de agua fría para Atlantes que con mayor presión se puso a atacar. Y a los 15’, Ticona pasó a Nina que con un taco consiguió empatar el partido.

Empero, Urkupiña llegó y goleó en momentos puntuales. Bastaban distracciones de Atlantes para que con toques simples se pusieran de nuevo arriba del marcador.

Tras un pase de Montaño en un tiro libre, Flores remató potente al lado izquierdo de la portera Zaida Cerezo, 1-2.

El segundo golde Urkupiña puso nerviosas a las paceñas que perdían el balón fácilmente. A los 18’ un pase de Huanca hizo que Porko ponga el 1-3.

A un minuto del final del primer tiempo, Ticona hizo de las suyas para descontar la brecha al rematar bajo el arco, 2-3.

En la segunda parte, el dominio del balón fue de Atlantes. El resultado en contra las presionó aún más y a merced la dupla Ticona – Choque se perfilaba cada vez mejor. A los dos minutos de la reanudación, Ticona pasó a Choque que definió muy bien 3-3.

Nuevamente los errores de Atlantes se repitieron en los contragolpes, porque un disparo fuerte de Flores colocó la pelota al fondo de las mallas, 3-4.

Sin embargo, Ticona fue la jugadora que presionó más para la remontada. A los 31’ un remate de Ticona se perfiló al arco de Urkupiña, Huanca quiso despejar con la cabeza pero el intento le salió mal y la pelota se fue contra su arco, fue otra vez el empate.

A la carga de Choque y Ticona se sumó a Salazar, precisamente fue la jugadora que logró poner en ventaja a Atlantes en el marcador al empujar la pelota, 5-4.

El técnico de Urkupiña, Franco Rosales, fue demasiado exigente con su equipo. Cada error tuvo represarías verbales contra sus jugadoras. A cinco minutos del final, puso a Loayza como jugadora arquero en lugar de la guardameta Salguero.

Esto le jugó en contra aún más, porque en una salida de Urkupiña (con cinco salonistas) Atlantes aprovechó en contraataque y logró el 6-4 con anotación de Nina.

Ticona fue expulsada del partido por doble amarilla a dos minutos del final, a partir de ahí fue donde Urkupiña presionó más. Loayza sacó un potente remate al ángulo y descontó, 6-5.

Atlantes sufría, el tiempo pasaba y Urkupiña atacaba más. Sobre el final otro remate de Loayza se fue muy cerca del palo, fue la última chance y terminó el partido con el festejo de las paceñas que gritaron “Tricampeones” en el Coliseo Héroes de Octubre.

Fotos: Erwin Quispe Perca

Facebook Comentarios