1 de noviembre de 1979: La masacre de Todos Santos

0
792

El 1 de noviembre de 1979, hace 37 años, el coronel Alberto Natusch Busch perpetraba un violento golpe de estado, que dio inicio a la seguidilla de gobiernos militares de facto que culminaron en 1981 con la dictadura de Luis García Mesa y la muerte de políticos como el socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz y el sacerdote jesuita Luis Espinal Camps.

El golpe fue anunciado a través de un comunicado emitido por las radioemisoras del país. La madrugada del 1 de noviembre, Natusch movilizó a los regimientos Tarapacá e Ingavi con quienes ocupó la ciudad de La Paz y dio inicio a la denominada “Masacre de Todos Santos”.

La asonada militar fue resistida por miles de personas quienes durante dos semanas se movilizaron en las calles de principales ciudades como La Paz, Cochabamba y los centros mineros, enfrentando a tanquetas de guerra y las balas disparadas por el ejército leal al coronel que llegó a la Presidencia y gobernó solamente 16 días.

Diversos relatos dan cuenta que en zonas paceñas como el Cementerio General, y otras de tradición obrera como Munaypata, Villa Victoria, y también la Zona Ballivián de El Alto, estudiantes, vecinos y la ciudadanía cavaron barricadas haciendo caso a la resistencia civil decretada por la Central Obrera Boliviana (COB).

La Plaza Murillo estaba tomada por cuadrillas de tanquetas y efectivos de militares que se instalaron en el frontis del entonces Parlamento y el Palacio de Gobierno. La resistencia militar dejó un enfrentamiento sangriento, tal como recuerdan los líderes de la época y los mismos manifestantes que denunciaron cómo aviones de la Fuerza Aérea de Bolivia (FAB) ametrallaban las concentraciones humanas.

El golpe, que devino a dos años de finalizada la dictadura de Hugo Banzer, fue ampliamente descrito con fotografías incluidas por el Semanario Aquí, dirigido por Espinal Camps, y dos separatas de Última Hora. Ambos medios están extintos.

Alberto Natusch había sido Ministro de Agricultura y Asuntos Campesinos de Banzer y para la época del golpe fungía como comandante del Colegio Militar.

Antes de alejarse del poder, Natusch pidió al Congreso que eligiera un nuevo Presidente a cambio de mantener el Alto Mando nombrado por él y que no se tomaran represalias contra los golpistas.

El Congreso eligió a la diputada Lidia Gueiler (Alianza-MNRH) como Presidenta interina. Luego devino el violento golpe militar perpetrado por García Mesa del 17 de julio de 1980.

El libro “Democracia y Dictadura, hechos que debemos recordar”, de la Defensoría del Pueblo, recuerda que en el sangriento golpe de Estado tropas del regimiento Tarapacá, “al mando del coronel Arturo Doria Medina, dispararon a civiles desarmados, con un saldo de 100 muertos y 500 heridos”.

Facebook Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here