Un brazo robótico para Don Pablo y volverá tocar la guitarra

Hoy, Pablo toca la guitarra y canta alabanzas con el brazo robótico que le donó Roly Mamani, el joven ingeniero alteño que se dedica a desarrollar esta ciencia y a ayudar a personas necesitadas, junto con un grupo de colaboradores.

0
89

En 2016, Pablo sufrió un accidente al manipular dinamita en una población de Yungas. Entonces perdió la mano derecha y la vista en ambos ojos. Tuvo que trasladarse a la ciudad de El Alto para ser atendido, desde entonces vive en esta ciudad, con su esposa y sus hijos. Sin embargo, los gastos médicos para su curación los dejaron prácticamente en la calle.

En la búsqueda de sustento, intentó por varios medios volver a tocar guitarra. Los miembros de una congregación le ayudaron regalándole este instrumento. Pero fue difícil.

Sobre el muñón que le quedó en el brazo ató un peine, luego alambres, pero no conseguía rasgar las cuerdas lo suficiente sin que se movieran. Luego intentó con una piraña y resultó. Por casi dos años, esto le sirvió para aportar a su hogar con las monedas que le regalaba la gente que pasaba por el Puente del Arquitecto. Siempre cantó alabanzas y asegura que eso le ayudó.

La última semana, Roly le entregó un brazo robótico hecho a su medida y, como muestra en el video publicado en la página de este joven emprendedor, ya puede usarlo para cantar. Pero eso no es todo. Con la ayuda del doctor William y un grupo de jóvenes altruistas, Pablo logró grabar un disco comparto con dos canciones de vida. Esta es parte de la letra de una de ellas:

“Señor, en el Puente del Arquitecto de la ciudad de El Alto

Señor me encuentro yo aquí cantando tus alabanzas,

cantando tus alabanzas en la ceja de El Alto,

mucha gente pasa por aquí…

siempre me dan una moneda…”

Roly Mamani, por otra parte, desde hace un tiempo se dedica a apoyar y a donar, con la ayuda de algunas instituciones, prótesis robóticas a personas de escasos recursos de toda edad.

Facebook Comentarios