10.6 C
Los Angeles
2 diciembre, 2020
Actualidad Cultura

Rodrigo Bellot: “Nuestro cine es una inmensa fuente de ingresos para la economía del país que no estamos aprovechando”

El cineasta boliviano Rodrigo Bellot estrenó su más reciente película “Blood Red Ox” (Buey rojo sangre) y además compartió su obra “Tu me manques” en el Marché du film de la edición 73 del Festival Internacional de Cine de Cannes (Francia), que se desarrolló entre el 22 y el 26 de junio. El cruceño está varado en Holanda, desde marzo, debido a las restricciones de viajes por la pandemia del coronavirus.

¿Qué significó participar en el Festival de Cannes?

Este año, en mi opinión, el formato virtual del festival ofrece una oportunidad democrática de realmente participar, sin los costos operativos que de manera presencial se hacían. Este iba a ser un año muy bueno. A pesar de todo, presento no una, sino dos películas terminadas en el mercado más grande e importante de cine del mundo. Por un lado, “Tu me manques” cierra un año de festivales, nominaciones y premios recolectados desde su estreno en julio de 2019. Al mismo tiempo, presentamos “Blood Red Ox” en calidad de estreno mundial en festivales en el mundo, programadores, distribuidores y plataformas de streaming, antes de su estreno en salas. Ambos films, participan a través de mis agentes de ventas, APL Films y Media Luna.

¿Qué proyectos o experiencias deja esta participación?

Tengo la fortuna de participar en los mercados de Cannes desde 2008 con la película “Che”. Desde entonces, siempre estoy presente con algún proyecto en desarrollo, postproducción o ventas y distribución. Fue ahí donde compré los derechos de “We are what we are” y donde lancé mi empresa Narrative Engineer, en la revista Variety. El mercado es un espacio monumental para saber lo que la gente está produciendo, lo que se vende y lo que la gente busca para comprar. Después de todo, es un mercado global de una industria que sigue siendo una de las cuatro más rentables del mundo antes del petróleo.

¿Qué proyectos tienes para esta segunda mitad de 2020?

Este año hemos logrado estar en la lista de Screendaily (revista británica especializada en cine) de las películas que más darán que hablar en 2021, con Buey rojo sangre. Eso es un gran logro. La idea es tener presencia en el mercado, dar a conocer tu producto audiovisual, y generar contactos, intereses para empezar negociaciones. Generalmente los tratos que se empiezan en un festival se cierran a los pocos meses en otro, como en Toronto, Venecia, Málaga o Sundance.

¿Cómo estás llevando la cuarentena?

Trabajé en la presencia de mis dos películas, en un mismo mercado. Es elemental para mi futuro. Son pocos los que pueden tener ese privilegio. Al mismo tiempo preveo vender otras películas, se trata de vender proyectos que ahora tengo en desarrollo, guiones que están en busca de una coproducción y de talento internacional. Espero, a pesar del nuevo formato, que los resultados sean idóneos. En un momento en el que todos estamos proponiendo nuevas maneras de hacer cine, postpandemia, de consumirlo, distribuirlo y reorganizar la infraestructura del futuro del cine.

¿Cómo ves la situación en Bolivia antes y después de la pandemia?

Hay que agregar que el rol que cumplen los organismos gubernamentales e instituciones nacionales en un mercado es casi, sino mucho más importante del que tienen las empresas privadas y estudios. Por ejemplo, este año, Chile y México están tirando la casa por la ventana para visibilizar los incentivos que ofrecen para rodar en sus países y dar a conocer su cine nacional. Es una estrategia para la captación de fondos y una vía de restitución de sus industrias económicas, empezando por el turismo y la producción audiovisual.

El desarrollo y la visibilidad de una nación, a través de su cine y sus historias, es vital para le economía del país Es una pena que haya países más pequeños que Bolivia que tengan mayor presencia nacional de su cine en el mundo.

Año tras año, nuestras instituciones gubernamentales, nuestros políticos y nuestros empresarios no ven la inmensa ventana de generación de ingresos que es nuestro cine. Es como la señora que hace 400 empanadas al día, pero que se rehúsa a venderlas y luego se queja de que se le pudren y se muere de hambre.

Fuente: Agencia del Desarrollo del Cine y el Audiovisual Bolivianos (Adecine)

Facebook Comments

Related posts

A sus 97 años, Juan Flores está activo en las redes sociales

Maria Rene Cruz

La planta en Oruro de Ecebol se prepara para reactivar operaciones desde este fin de semana

Bolivia Noticias

Declaran Patrimonio a 13 bloques del Hospital de Clínicas de La Paz

RC Bolivia

Villancicantos, conciertos de la Orquesta Movimiento Sinfónico de El Alto

Bolivia Noticias

Tribunal Supremo Electoral presenta lista de candidatos observados

RC Bolivia

Acusan a Romero de beneficiar a su «supuesta amante» con contratos públicos

RC Bolivia