Un grupo de turistas nacionales y extranjeros quedaron atrapados en la región potosina de Toro Toro debido a que un tramo del camino Potosí – Cochabamba fue afectado por el deslizamiento de tierra y piedras.

El alcalde de Toro Toro, Eliodoro Uriona Pardo, informó que el hecho ocurrió en la tarde del lunes 28, cuando cayó una impresionante lluvia que arrastró mazamorra y piedras de las quebradas hasta el camino que une a esa región con el Departamento de Cochabamba.

“La lluvia cayó de 4 a 6 de la tarde, jamás habíamos visto una lluvia de esa magnitud en ese sector que fue afectado, el agua arrastró la mazamorra y las piedras de las quebradas tapando el camino”, especificó Uriona.

Un grupo, de alrededor de 60 turistas, quedó varado en el lugar porque el agua no solo arrastró material sino que dañó una parte de la estructura que está construida con piedra, según el reporte de los técnicos de esa Alcaldía.

Son 30 los turistas extranjeros de países como Italia, Alemania, Israel, Ecuador, Colombia y Chile. El 50 por ciento de los visitantes es de nacionalidad boliviana.

La maquinaria de la Alcaldía de Toro Toro hace la limpieza de la vía. Sin embargo, creen que no es suficiente para retirar tanta cantidad de material que obstaculiza el camino que es utilizado por las agencias de turismo para llegar visitantes a un sitio considerado como de enorme belleza con atractivos de carácter mundial, es un lugar ideal para realizar investigaciones paleontológicas, arqueológicas y culturales por su riqueza en fósiles, huellas de dinosaurios y otros.

Desde el Servicio Departamental de Caminos (Sedeca) se informó que ayer salió rumbo a Toro Toro el equipo pesado con el cual esperan apoyar las labores de limpieza del camino que une a la población potosina con la capital de Cochabamba y consideran que, debido a la magnitud del material que tapó la via, los trabajos demoren dos o tres días.

Las fotografías enviadas a este medio de comunicación desde la Alcaldía de Toro Toro muestran que las piedras que se deslizaron desde los cerros son sumamentes grandes.

También se puede apreciar que algunas personas están pasando sobre las piedras, lo cual podría significar que no todos los turistas se queden a la espera de que se limpie el camino sino que busquen un medio de transporte alternativo desde el lugar donde se halla el camino cerrado.

Se conoce que dos delegaciones estudiantiles también estaban en Toro Toro aunque no se confirmó su procedencia.

Listos en los campamentos

Los trabajadores del Servicio Departamental de Caminos (Sedeca) se encuentran preparados para atender los desastres que causen las lluvias.

El director del Sedeca, Juan Perez Mayta, informó que, en cada residencia, se tiene una pala cargadora, una volqueta y un vehículo pequeño para atender los daños que causen las precipitaciones.

El Sedeca tiene residencias en: Norte, Acasio y Uncía; Sur, Tupiza y Centro Betanzos, departamento de Potosí.

Facebook Comments