Lampe, de taekwondista, basquetbolista y delantero, a portero de Boca Juniors

0
302

Carlos Lampe, de 31 años, nació en Santa Cruz, el 17 de marzo de 1987. Actualmente es arquero de Boca Juniors pero durante su vida fue amante de diferentes deportes en Bolivia, siendo campeón en varias de ellas.

La nueva incorporación del club Xeneize causó sensación en Argentina y Bolivia, con más detalle en Buenos Aires, donde la prensa argentina averiguó el pasado del portero de 1.93 metros de altura. El diario Olé, Fox Sports, ESPN, Infobae, entre otros dieron a conocer detalles de la vida personal del cruceño.

Heredó los genes deportista de su mamá, que fue parte de la selección boliviana de voleibol. Además, Lampe en su niñez practicó taekwondo, lo que le llevó a ser campeón nacional.

Con el paso de los años, el cruceño se perfiló al fútbol. La posición de 9 como delantero fue la aspiración de Lampe, “tenia buena pegada y cabezazo”, dijo el boliviano; sin embargo, su la estatura, lo llevó al arco.

Al mismo tiempo, su desempeño en el básquetbol dio mucho de qué hablar, pues jugó en el club Real Santa Cruz, campeón en 2004. El 7 de febrero de ese año, Lampe disputó contra Boca Juniors (casualidad), pero cayó por 121 – 59, no obstante marcó dos puntos en el Grupo A de la Liga Sudamericana de básquet, disputada en Santiago de Chile. En los cuatro minutos que estuvo en la cancha  anotó el único lanzamiento que hizo, consiguió tres rebotes y cometió una falta. El Xeneize era dirigido por el Oveja Sergio Hernández, actual entrenador de la Selección Argentina, y en ese torneo cayó en semifinales ante Atenas de Córdoba, que luego se consagró campeón al ganar la final ante Uberlandia de Brasil.

Planilla donde figura Lampe como parte del equipo de Real Santa Cruz en la Liga de las Américas.

Tras ese paso, Lampe prefirió concentrarse en una disciplina, por lo que Universitario de Sucre sería uno de los primeros clubes donde pisó. En 2007, pasó al Bolívar donde atajó en algunos partidos.

En la temporada 2015-16 jugó en su último club boliviano, Sport Boys, con el que participó en 78 partidos y recibió 101 goles, no obstante fue campeón con este club.

Su buen desempeño en el arco con la selección nacional lo catapultó al fútbol chileno, Huachipato fue el club que se interesó y apostó por él desde 2016 hasta 2018.

Sus 462 minutos de arco invicto llamó la atención para el club de Boca que lo llamó para reemplazar al portero Esteban Andrada que se lesionó de la mandíbula en los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Peleará el puesto de titular con Agustín Rossi, portero que disputó el último encuentro de Boca contra Cruzeiro. “Ojalá pueda consagrarme en un arco tan importante como el de Boca y que mi estadía no sea por tres meses sino por mucho tiempo”, dijo el cruceño este miércoles.

Facebook Comentarios