La alcaldía trabaja en un proyecto de norma que promueva la clasificación y reutilización de escombros de materiales de construcción, evitando así, entre otras cosas, que estos desechos sean depositados de forma clandestina en aires de río, informó la concejala Cecilia Chacón.

Para ello se realizan estudios técnicos que permitan contar con una adecuada clasificación de los desechos generados por construcciones, detalla una nota de prensa del Concejo paceño.

“Se están haciendo estudios técnicos para ver opciones de reutilización de residuos de construcciones puesto que no pueden ser dispuestos en un relleno como el resto de los residuos orgánicos de la viviendas, los estudios técnicos nos darán una clasificación, una caracterización de este tipo de residuos y las alternativas más viables en términos económicos, sociales y también ambientales para su reutilización”, explicó Chacón.

Según un estudio realizado por Swiss Contact, solo en la gestión 2017 el municipio generó cerca de un millón de toneladas de escombros, gracias a este análisis se identificó al menos 30 lugares clandestinos de acumulación de residuos provenientes de construcciones privadas.

Lugares de deshecho

La concejala Chacón señaló que los aires de ríos y zonas con poca población, son los más frecuentados para el desecho de escombros que han invadido bóvedas y sumideros generando serios problemas en época de lluvias.

“Existen zonas en los márgenes de la ciudad pero también en lechos de ríos y en zonas donde no hay mucha población, al borde del autopista y muchas veces los vecinos identifican que hacen este trabajo de noche, entonces necesitamos un apoyo contante y mecanismos más eficaces, fuerza coercitiva para sancionar a aquellas personas que sean identificados como responsables de depositar estos escombros en vía pública”, afirmó.

Chacón dijo que la propuesta, que está siendo trabajada por su autoridad junto a la Secretaría Municipal de Medio Ambiente, estará concluida hasta fin de año y planteará una solución sostenible que pueda ser aplicada de forma efectiva.

“Existe una prohibición a la disposición de escombros en vías públicas, incluso a su desecho ordinario junto con basura y residuos domésticos, pero lamentablemente no se está dando cumplimiento y el municipio se ha visto rebasado por el proceso de construcciones que es parte del crecimiento de la ciudad (…) necesitamos darle una solución sostenible, está visto que la prohibición por sí sola no es efectiva, necesitamos que se incorpore un proceso de reutilización y disposición final de estos residuos”, sostuvo la munícipe.

Para Chacón una de las imposibilidades para ejercer un adecuado control y proceder a la sanción es que los vecinos no tienen facultad coercitiva para poder detener a los infractores los cuales huyen hasta que la Alcaldía llegue al lugar donde desecharon los escombros.

Costo adicional

La puesta en marcha de la normativa que selecciones y reutilice los deshechos generados por las construcciones, establecerá un costo adicional por el recojo y retiro de estos escombros, anunció la concejala.

“Se está haciendo estudios técnicos para este propósito y se prevé que esto se trabaje con la empresa recolectora de la basura lo cual supondrá un costo adicional para empresas constructoras y particulares que generan estos residuos “, sostuvo.

La concejala precisó que en su trabajo de fiscalización realiza constantes inspecciones a las zonas ubicadas en las laderas de la ciudad verificando que el deshecho de escombros es permanente llegando inclusive a ocupar áreas públicas obstruyendo el tráfico peatonal.

Facebook Comentarios