10.6 C
Bolivia
jueves, enero 20, 2022

La muestra de arte contemporáneo «No estoy loca, soy un cyborg», de Serena Vargas, refleja las cicatrices que deja la violencia

Noticias de Bolivia

La Paz, 9 de julio de 2021. El jueves 8 de julio, en la Sala de Cristal del Museo Nacional de Arte (MNA), se inauguró una muestra contemporánea conmovedora: «No estoy loca, soy un cyborg», una mirada y relectura de Serena Vargas ante su experiencia con violencias de todo tipo que ella vivió desde niña.

Esta obra plantea -en formato de instalación y video- una revisión a los cánones silentes que someten a la mujer en muchos ámbitos. La artista cochabambina de 31 años manifiesta que su obra refleja lo que dejó en su memoria la experiencia vivida con violencia sexual, sicológica y obstétrica.

En la inauguración, Serena también desplegó una performance en la que -elevada de una estructura metálica- comenzó a “desplumarse”: lanzaba plumas que tomaba de un saquillo blanco mientras ella se mantenía en la altura.

Primero, eran plumas níveas, luego, plumas negras. Paulatinamente, a la par que las plumas eran cada vez más oscuras, ella descendía gracias a los arneses, si acaso esa es la representación de la secuela oscura que deja el vivir agresiones.

La obra tiene además un video en el cual se ve cocinando a la artista, manipulando enseres de cocina que fueron intervenidos con clavos y cuchillos. También hay otro video en el que va añadiendo marcas, como cortes, a su desnudez.

El viernes, la exposición contó con una mediación, visita guiada hecha por la misma artista para interactuar con el público, para dialogar y debatir sobre su propuesta artística, que tanto revuelo causó en redes sociales.

En definitiva, una propuesta honesta pero también controversial, en cuanto a la frontal narración estética que plantea sobre su experiencia violenta. La obra estará instalada hasta el 5 de agosto.

Fuente: MNA

Facebook Comments

- Advertisement -spot_img

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias