6 C
Bolivia
lunes, enero 17, 2022

La creadora argentina Vic Insomnia comparte su libro «La pequeña Victoria ilustrada»

Must read

“La pequeña Victoria ilustrada” es una enciclopedia de autocuidado, según Vic (María Victoria Beverati).

En este compendio se encuentra una gama de artículos de interés, cuentos cortos y aventuras autorreferenciales descriptas de modo fresco y sincero.

Es de fácil lectocomprensión, pero es probable que te deje pensando por días, tal vez, semanas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vic insomnia. (@vic_insomnia)

Aunque está comprobado científicamente que las ilustraciones de “La pequeña Victoria ilustrada” pueden entretener a un niño (ya sea uno real o el tuyo interior), este libro está dirigido a los adultos y adolescentes, especialmente a aquellos que tengan estrecho contacto con niños, pues hace aportes concretos para forjar su seguridad y autoconfianza.

Después de que los primeros cien libros impresos se agotaran en solo un mes, Victoria recibió muchos mensajes hermosos y se sorprendió al entender que este libro es también para niños, siempre con la compañía de un adulto. Descubrió que a los niños de tres años les gusta que les lean los cuentos “Mi teoría del miedo” y “Ver la angustia como algo natural”. «Me alegra haber creado un libro que genere momentos en familia y brinde ideas para enseñar cosas difíciles, de un modo colorido y simple», afirma Vic.

Toca temas profundos como las exigencias de la sociedad a partir de los 30, el miedo al fracaso y las crisis de existenciales de cada día. También habla mucho de animales. Ofrece diversas estrategias para poder avanzar. Sugiere recurrir al humor para afrontar la adversidad.

La fuerte intención de este libro es promover el autocuidado, el trato delicado hacia los demás y sobre todo, hacia nosotros mismos. Este libro pondera la ternura, invita a la sonrisa y desea acompañarte cuando lo necesites.

En “La pequeña Victoria ilustrada” la autora se muestra vulnerable y llena de agujeros. Se reconoce incompleta y entiende que nunca va a completarse con nada. Es por eso que escribe y toca canciones. Canaliza y transforma sensaciones desagradables en algo mejor y así, a veces, es muy feliz.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vic insomnia. (@vic_insomnia)

Este libro fue escrito a lo largo de varios años. Los capítulos fueron creados día a día como publicaciones para redes sociales. El deseo de expresarse y compartir ideas y sentimientos con los demás se fue haciendo un dulce y terapéutico hábito. Los artículos fueron siendo guardados en una carpeta de computadora y ellos mismos decidieron que querían ser un libro en la última semana de diciembre del 2019.

En poco tiempo, casi que se acomodó solo y en la cuarentena del 2020 la autora tuvo mucho tiempo y muchas ganas de ilustrar este precioso libro. Después de un año y 8 meses de trabajo junto a Kuiper Ediciones, dedicación y muchísimo amor, nació este bello bebé, que es el objeto que siempre soñó.

Ya escribió un libro. Ahora le falta, donar un hijo y plantar un órgano.

Acerca del la autora:

Con 39 inviernos, la autora se define como una persona sensible a los estímulos, fácil de sorprender y emocionar. Que llora y sonríe cuando ve una película, una serie, lee un libro o mira árboles o nubes. Se ríe a las carcajadas casi todos los días. Se dio cuenta que cuando se ríe a carcajadas parece una gallina.

Con su papá arquitecto y su tía abuela pintora, siempre anduvo entre lápices, escuadras y colores. Siempre conectó con el papel, el dibujo y la escritura.

Llegó a la música a los 7 años, cuando su abuela Chichi la hizo elegir entre clases de piano o violín y ella eligió piano. Beatriz la hizo estudiarse todo el librito verde de teoría y solfeo antes de poder acariciar alguna tecla de aquel hermoso piano. Participó de un concierto municipal con un vestido blanco con heladitos. Estaba muy asustada y pifió como loca, pero igual todos la aplaudieron fuerte y ella entendió la mágica cinética de tocar en público.

Fue bajista y cantante en su banda de la adolescencia Infinito Paraíso y administraba su tiempo para poder ensayar y salir a tocar por las noches mientras estudiaba en la facultad. Se recibió de odontóloga en la UBA y a partir de allí, y hasta entonces, es una chica de hospital.

Apasionada en su trabajo, se recibió de Especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilar, aunque piensa que su título favorito adquirido es el de Dormidora Profesional de Siestas Violentas.

Disfruta muchas formas de expresión artística. Su propósito en la vida es crear, porque cuando crea, cree. Sus creaciones son libres y sin estructura. Escribe, dibuja, pinta, toca algún instrumento (guitarra, bajo, ukelele, flauta dulce comprada en el chino o piano) sólo cuando tiene ganas.

Toca en formato solista desde 2013. En el 2018 sacó su disco solista “Dulce y distorsionada” y su primer EP “El silencio de la noche” con su banda Proyecto Volta, en la cuál es bajista y cantante. Acaba de editarse “Voy”, el segundo EP de su banda y está a punto de lanzar su segundo disco solista, que maqueteó en su estudio – casa Polita Records y fue producido, grabado y mezclado por Orestes Di vruno en Estudio Santa Marta.

Sin miedo a la incertibumbre, piensa que cuando no sabe qué va a pasar, ¡todo puede pasar!

Adquiere el libro en formato e-book en: https://kuiperediciones.com/#!/producto/6/

Sigue a Vic Insomnia en:

Facebook Comments

- Advertisement -spot_img

More articles

- Advertisement -spot_img

Latest article