Con una asistencia de 30 mil personas, nuevamente el Clásico Paceño demostró ser el duelo más esperado del torneo Apertura en la ciudad de La Paz. Este miércoles, el estadio Hernando Siles quedó colmado de aficionados, que aguantaron el frío con tal de ver a sus ídolos.

Barra de Bolívar, vista desde arriba. Foto: Agencia Prismo

Desde tempranas horas, el coloso de Miraflores fue llenándose de aficionados al Clásico. Pese a las dificultades, por la refacción de la avenida en inmediaciones al reducto, la gente se dio modos para llegar al estadio.

Aliento de la barra de The Strongest.
Foto: Agencia Prismo

Como fue de costumbre, las barras bravas hicieron caravana una hora antes del lance, lo cual alentó al público presente con cánticos a su equipo y, por qué no decir, en contra del rival.

Las “Tigresas”, parte de la imagen porrista del club The Strongest.
Foto: Agencia Prismo

El partido inició con el aforo en un 95 por ciento, minutos después se llenó por completo. Un escenario que muy pocas veces (actualmente) llega a este número en un partido del fútbol boliviano.

Público en el sector de preferencia en el estadio Hernando Siles.
Foto: Agencia Prismo

En familia, en pareja, con amigos o sin compañía, el Clásico tuvo de todo. Incluso la visita de Marcelo Claure, empresario boliviano, que administra Bolívar.

Hinchas de The Strongest muestran un telón con la letra “B”, significa “el fantasma del descenso” en memoria a su rival.
Foto: Agencia Prismo

Parte del “Folklore” de las barras bravas fue cantar al rival del frente, en este caso, The Strongest alzó un mensaje con el escudo de Bolívar y la letra “B”, símbolo del descenso.

Aliento de la barra de Bolívar. Foto: Agencia Prismo

Bolívar no mostró nada más que sus cánticos a The Strongest, pero estuvo bien acompañado por Claure en la curva norte.

Pese al empate (1-1), la gente se fue con múltiples reacciones, algunos con frustración tras no ganar el partido y otros conformes por el resultado.

Texto: Erwin Quispe Perca

Fotos: Agencia Prismo

Facebook Comentarios