Subscribe Now

Trending News

RC Bolivia

Ganadores del Franz Tamayo 2019: ‘Es un respaldo, apoyo e incentivo para seguir escribiendo’
Cultura

Ganadores del Franz Tamayo 2019: ‘Es un respaldo, apoyo e incentivo para seguir escribiendo’ 

La Paz y la literatura los unió. En 2015 se conocieron en la Feria del Libro paceña, en 2016 fundaron una editorial independiente y tres años después presentaron trabajos al Concurso Municipal de Literatura Franz Tamayo y ganaron los primeros lugares en ambas categorías (cuento y poesía). Algo inédito en la historia del certamen literario más prestigioso a nivel nacional.

Ellos son Patricia Requiz (PR) y Mauricio Gatica (MG), cuyas obras: “Miércoles de cancha” y “En deshabitar está la razón” se consagraron como los mejores en cuento y poesía, respectivamente.

La cochabambina Requiz tiene 30 años y es abogada de profesión; mientras que Gatica, nacido en Arica, es profesor de lenguaje. Ambos viven actualmente en la capital valluna, donde se dedican casi por completo al trabajo editorial.

Emocionados atienden la entrevista y de fondo en la llamada, el cuadro familiar se completa con los balbuceos del hijo de la pareja.

¿Cómo reciben la noticia de haber ganado el Concurso de Literatura Franz Tamayo, en ambas categorías?
PR: Todavía no lo podemos creer. Creo que no se dio algo así antes, nunca creímos que ganemos los dos. Dijimos que por lo menos gane uno.

MG: La noticia llegó como en diferido. Yo llegué primero a casa, le conté la buena noticia a mi pareja, saltamos de alegría, y luego en un rato nos enterarnos de que ella también había ganado. Es una locura, una de esas locuras maravillosas que uno vive pocas veces en la vida.

¿Es la primera vez que participan en el concurso Franz Tamayo?
MG: Sí, en ambos casos. Yo, por mi condición de extranjero antes no tenía la posibilidad. Ahora ya tengo residencia permanente, pude e intenté a la primera, porque entiendo la importancia de este premio en Bolivia.

Es una bonita coincidencia, aunque consideramos que es resultado del trabajo serio que hacemos con respecto a la escritura. La forma en que asumimos la escritura es como una manera de vida. Nosotros somos editores, tenemos una editorial independiente (Electrodependiente) que llevamos a pulso en Cochabamba hace más de tres años. Nos dedicamos a autores latinoamericanos. Pensamos la literatura como una manera de estar y permanecer.

PR: Yo ya había ganado un premio nacional hace dos años en Cochabamba, que es el concurso Municipal de Cuento Adela Zamudio. Después no escribí en mucho tiempo desde que nació mi hijo y con la maternidad se ha hecho más complicado. Fue una pausa de un premio a otro.

¿Cómo se conocieron?
PR: Nos conocimos en 2015 en la Feria del Libro de La Paz. Ambos participábamos con las editoriales en las que trabajábamos en ese entonces. Teníamos un stand de editoriales independientes, donde estábamos todos juntos. Ahí tuvimos la oportunidad de conversar y conocernos. Como que fue inmediata la conexión. Nos enamoramos desde el primer momento.

MG: Este premio termina por ratificar que nunca estuve equivocado en venir a vivir a Bolivia y que fue maravilloso encontrarnos con mi pareja en la FIL de La Paz.

¿Cómo fue el proceso creativo de sus obras?
MG: Mi proyecto “En deshabitar está la razón” aborda el tema de los insectos, es un poemario de corte entomológico. Fundamentalmente trabajé el concepto de los insectos en la poesía como una manera de valorar lo mínimo. Lo importante de la invisibilidad como una forma de éxito. Enfocarme en distanciar casi en su totalidad al autor de la obra, es decir de desacreditar y deshabilitar el yo.

PR: Mi cuento “Miércoles de cancha” trata de una adolescente que tiene deseos de matar a su abuela, obviamente nunca lo llega a concretar, pero todo ese deseo lo va manifestando mientras ella está en un trufi (transporte público) en dirección a la casa de su abuela.
Transcurre en esas trancaderas de Cochabamba, que se dan en los miércoles de cancha, donde medita de dónde nace el odio a su abuela y se le cruzan varias imágenes. El cuento tiene mucho de humor negro. No quería que sea uno sórdido, por ello busqué que dentro de lo oscuro pueda ser una historia divertida.

¿Colaboraron mutuamente en estos trabajos?
PR: Siempre respetamos el trabajo del otro. Hay una interesante crítica. Él me leía fragmentos de su texto, siempre preguntándonos: ¿qué te parece? ¿Qué tal? ¿Te suena bien? Como somos bastante críticos, encontramos puntos.

MG: Nos conocimos como escritores, nuestra relación parte de ello, con un aspecto de pareja y otro laboral. Es importante recalcar que los dos tenemos una cierta admiración por el trabajo del otro, que no tiene que ver con nuestra relación, sino que eso fue el inicio para terminar juntos.

¿Qué representa este concurso para ustedes? ¿Cuál es su importancia?
MG: Para mí es súper importante, como un escritor desconocido porque no soy de Bolivia. Entiendo el prestigio y la importancia que tiene. Eso me favorece por la posibilidad de que mi trabajo llegue a muchos más lectores. El aporte económico se agradece, cae bien, pero el premio es un respaldo, apoyo e incentivo para seguir haciendo lo que estás haciendo.

PR: Estoy contenta y emocionada. Creo que La Paz, que siempre ha sido como una capital de la cultura, impulsará mucho la difusión de mi obra allá y de ahí a todo el país.

(SMC/GAMLP).

Facebook Comments

Related posts