10.6 C
Bolivia
jueves, enero 20, 2022

En la FILC, se presenta la segunda edición de “El tesoro de las guerras”, de Homero Carvalho

Noticias de Bolivia

El sábado 16 de octubre, a las 18:00, en la sala Néstor Taboada en la FIL Cochabamba se presentará la segunda edición de “El Tesoro de las Guerras”, la novela histórica de Homero Carvalho, lanzada originalmente en 2007. La nueva edición es publicada por Editorial Kipus.

Carvalho comenta que llegó a sus manos la carta de una viuda, fechada en el año del Señor de 1901, que solicitaba, al Honorable congreso Nacional, le otorguen por vía de premio una pensión alimenticia ya que se encontraba en la pobreza. “La mujer afirmaba ser la viuda del coronel Romualdo Villamil que según ella había sido Prefecto en cinco departamentos: El Litoral, La Paz, Chuquisaca, Cochabamba y Santa Cruz. En mis investigaciones posteriores pude comprobar que también lo fue en el Beni. ¡Increíble personaje! Pocos me creyeron cuando les contaba la historia de la carta que llamó poderosamente mi curiosidad, pero aun así tardé varios años en animarme a escribir una novela. Quizá porque las cosas tienen su tiempo y nosotros no tenemos por qué intentar transgredir esos designios”.

Luego añade: “El tiempo de la escritura llegó durante la época de la Asamblea Constituyente (2006-2007), primer gobierno de Evo Morales, porque muchas empezaron a cambiar en nuestro país y resolví la novela inventando un ayudante de órdenes del coronel Villamil, que sería quien, a través de un diario, contaría la vida de este paradigmático militar que supo ser un boliviano a tiempo completo. Una vez resuelto el problema de cómo narrar la novela me propuse la escritura de la historia, es decir escribir aquel material que tenía como producto de mis investigaciones. Y aquí surgió una pregunta ¿Cómo manejar un material que data de siglos y sobre el cual no había mucha información? La respuesta me la dio la propia literatura: hacer ficción con aquello que no era historia. Y sucedió algo mágico: la ficción, a veces, en ‘El tesoro de las guerras’ es más verosímil que los hechos históricos, porque la historia nacional es de un gran contenido maravilloso y hasta fantástico que harían sonrojar a más de un incrédulo”.

Algunos comentarios críticos:

Iván Castro Aruzamen: “Leer ‘El tesoro de las guerras’, sólo como un dato histórico-novelado del pasado y presente de nuestro país, sería distorsionar el territorio imaginativo en el que Carvalho ha sabido introducir a sus lectores, y finalmente, sería como negar lo que somos; así en ‘El Tesoro de las guerras’, aparecemos los bolivianos incorregibles de nuestros males, el país mismo, la nación inconclusa, la Bolivia que lleva el sello del fracaso, pero asimismo el semblante de un héroe y un destino (Romualdo Villamil), paradigma digno se ser imitado”.

Claudio Ferrufino-Coqueugniot: “Homero Carvalho ha retomado el camino de la literatura-historia, donde –a semejanza de las extraordinarias series de la Guerra de Secesión norteamericana, de Ken Burns- se ataca el proceso histórico desde la perspectiva de sus inmediatos convivientes, en cartas, notas, documentos personales. Ya lo hizo de cierta manera en ‘La ciudad de los inmortales’.  Prosigue en esta novela en medio de situaciones pendulares entre el pasado y el presente, refrescando la memoria y deduciendo las posibilidades de una controversial Bolivia.”

Adolfo Cáceres Romero: “’El tesoro de las guerras’ de Homero Carvalho es una obra que nos habla de lo que somos; su estructura se motiva en unos documentos que son sustanciales para entender la vida no sólo de un ilustre militar del siglo XIX, sino que en su trama descubrimos que el autor nos ha ido armando un testimonio que nos habla de nuestro destino como nación, a través de una serie de personajes reales y ficticios. En tal sentido, la indagación de esos personajes es el motivo con el cual su creador nos confronta con la vida hecha nación. La fabulación es mínima en el diseño de esta obra, pues el volumen de los acontecimientos que la cimientan es tal, que sorprende cómo Homero, nuestro Homero boliviano de cepa, ha sabido acomodarlos en 248 páginas”.

Los editores: A Carvalho no le interesa consagrar a su personaje como uno más de la estirpe de los románticos héroes nacionales, le interesa humanizar a los mitos, trasmitiendo la atmósfera de la época, dando a conocer cómo se vivía en ese entonces, qué se pensaba y cómo se resolvían los conflictos internos. Alzando vuelo con el relato del pasado no canonizado juega contextualmente con la crónica de lo acontecido durante el primer año del gobierno de Evo Morales, intentando definir las claves y encontrar las huellas de la identidad nacional que buscamos desesperadamente los bolivianos. Una novela en la que a través del rescate de la historia y apelando a la memoria colectiva, se sublima aquello de “la naturaleza subversiva de la ficción”, tan necesaria y urgente para comprender la compleja realidad boliviana.

Facebook Comments

- Advertisement -spot_img

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias