Disculpas a Ronald Ramos

0
365

Ronald Ramos, el autor de la frase “No es que te ralles así”, afirmó que quiere dejar Bolivia e irse a Brasil para tratar de olvidar toda ola de críticas que recibió en las redes sociales después que el Concejo Municipal de la ciudad de El Alto, el pasado miércoles 1 de marzo,  le entregara un reconocimiento.

Muchos fueron los comentarios en las redes sociales, en su mayoría de contenidos negativos. Diferentes representantes del Consejo Municipal de El Alto vertieron diferentes comentarios al respecto, algunos desconocieron los motivos de la condecoración y otros sin tener conocimiento, apuntaron a que la frase fue muy viralizada por diferente medios.

Claudia Campanini, publicó en su blog al respecto, e inmediatamente muchos los compartieron haciendo notar los comentarios de de apoyo para Ronald Ramos.

La sociedad entera le debe una disculpa a Ronald Ramos.

Ronald Ramos es un joven víctima de un sistema que lo ha escarnecido.

La primera agresión, contra este jovencito, vino de la persona que lo grabó aquella noche que bebía entre amigos. “Te pido respeto” y “no te rías de mí”, fue tal vez lo que quiso decir Ronald a su “amigo” cuando pronunció la frase: “Pero no es que te ralles así, reyéndote”.

La segunda agresión, vino cuando el autor del video publicó el mismo en YouTube. Convirtiendo así, un momento privado en público. Me gustaría saber, ¿quién quisiera ver su video en las redes sociales, al día siguiente de una parranda?

La otra agresión viene de usted, de mí y de todos los usuarios de las redes, que compartimos ese video o frase. Mofándonos, queriendo o sin querer, de un jovencito que nos hace retorcer de risa por sus errores de pronunciación.

Una nueva agresión viene de los medios de comunicación, que lo invitan a sus estudios de televisión, haciéndole repetir una y otra vez su frase sin compasión, al mejor estilo Simpson: “Di lo tuyo”.

Lo expone al escarnio público el Concejo Municipal de El Alto que le entrega una distinción reservada para grandes personalidades. ¿Los Concejales ignoraban los requisitos para condecorar a una persona? Es posible que sí.

Lo agreden de nuevo los usuarios de las redes… Los mismos que lo hicieron famoso, y reprodujeron una y otra vez su frase, ahora le recuerdan “quién es” y “de dónde salió”: “pero si es un borracho”, “pero si lo único que hizo fue degenerar el lenguaje”, “pero sólo dijo una frase tonta”.

“Estoy alegre por esta distinción, pero si a mucha gente no le gusta, prefiero devolverla”, dice el jovencito, que horas antes la recibía con alegría. Asume una culpa que no es suya y paga con creces la “ocurrencia” del Concejo.

La historia de Ronald es una historia de bullying que se convirtió en fama y culminó con bullying colectivo. Es irónica desde el inicio hasta el fin. Más irónico todavía, es que es muy probable que más de la mitad de la gente que lo llamó “borracho” haya estado de “chaki” luego del Martes de Challa.

Auguro mucho éxito a Ronald quien ha tomado con el mejor humor un momento que quizá para otra persona habría sido difícil. Este joven me enseña que hay momentos en la vida que es mejor reírse de uno mismo y abrirse a la risa ajena con la mejor tolerancia.

Y como fue muy positivo desde el inicio supo ganarle la pulseta a la burla y ahora está formando un grupo de cumbia. Espero un día verlo recibiendo un premio merecido por su talento y simpatía.

Por mi parte, te pido una sincera disculpa, Ronald.

Facebook Comentarios