Economía

Contrabando: Fiscalía alerta que fuerzas de seguridad están sobrepasadas

La Fiscalía departamental de Pando alerta que el contrabando ha sobrepasado la capacidad de las FFAA, la Aduana y la Intendencia Municipal. Lanzan un Plan Operativo en Cobija para las fiestas de fin de año y demandan mayor coordinación institucional contra el contrabando

Cobija y Santa Cruz / Noviembre 2020. El Fiscal del Departamento de Pando, Juan Carlos Cuéllar Zurita, alertó que las fuerzas de seguridad de las Fuerzas Armadas, la Intendencia Municipal y la Aduana Nacional están sobrepasadas por el contrabando de mercaderías proveniente de Brasil y Perú, y demandó una acción coordinada entre las instituciones para combatir este flagelo.

“Hay que decirlo con mucha claridad, el contrabando ha sobrepasado la capacidad de control que tienen las FFAA, la Aduana y la Intendencia Municipal. Por eso, vamos a reforzar las acciones de investigación para atacar a este flagelo que está afectando al aparato productivo de los bolivianos”, afirmó Cuéllar.

El Fiscal departamental de Pando alertó que se han dispuesto nuevos operativos para combatir los delitos asociados al contrabando, fenómeno en el que están involucrados – dijo – comerciantes y organizaciones delictivas muy bien organizadas.

Cuéllar llamó a todas las instituciones de Pando para organizar una estrategia conjunta para combatir este flagelo que afecta a la industria y el comercio boliviano.

El fiscal departamental aseguró: “Vamos a impulsar operativos conjuntos con la Policía, la Intendencia, la Aduana, el Ministerio Público y las Fuerzas Armadas para enfrentar este fenómeno. La gran debilidad es que tenemos más de 50 pasos fronterizos ilegales que hacen muy difícil frenar el paso de mercaderías que vienen a precios relativos mucho más bajos e inundan el mercado local”.

“Humanamente es imposible controlar con los medios que tenemos hoy disponibles. Tenemos que redoblar esfuerzos con los militares para revisar la documentación para ver cómo ingresa esa mercadería a Cobija”, reconoció Cuéllar.

Reclaman a la Intendencia

El Fiscal Cuéllar apuntó contra la Intendencia Municipal y demandó más controles en los puestos de venta de mercadería de contrabando. “El contrabando hormiga no es posible de controlar por parte del Ministerio Público, para eso tiene que ayudar al Intendencia”, destacó la autoridad.

“Hay ciertamente una convivencia de los comerciantes con este tipo de actividades, ellos aprovechan los menores precios de las mercaderías que llegan desde Brasil y Perú”, dijo Cuéllar.

Por su parte, el Intendente Municipal de Cobija, Reynaldo Valdez aseguró que la Alcaldía ha reforzado los controles para evitar la comercialización de mercadería que no cumple con las normas sanitarias de Bolivia.

Valdez está hace 6 años al frente de la Intendencia Municipal y ya conoce de larga data este fenómeno. Aclara que la Intendencia no tiene competencia para incautar productos de contrabando. “Nosotros solo vemos mercados, ferias y tiendas de barrios para garantizar que no se vendan productos que puedan afectar a la salud de la población”, dijo Valdez.

“Durante la emergencia sanitaria declarada por la pandemia hemos coordinado con las Fuerzas Armadas y la Aduana para reforzar los controles dado que se incremento el riesgo de ingreso del COVID-19. Nosotros vemos la inocuidad alimentaria. Todo producto que ingresa de Brasil y de Perú tiene que tener registro sanitario y fecha de vencimiento. Eso sí lo controlamos diariamente”, aseguró Valdez.

El intendente indicó que todos los días se incautan productos alimenticios y bebidas alcohólicas. En este marco, dijo que la Alcaldía de Cobija tiene un Plan de Operaciones para las fiestas de fin de año para decomisar bebidas alcohólicas que no tenían documentos respaldatorios para su comercialización en el país en base a la Ley 249 sobre expendio de bebidas.

“Hay algunos comerciantes, no son todos, que se aprovechan y fomentan este negocio, esa es la verdad. Ellos reciben la mercadería a precios más bajos y los venden a mayor valor a los consumidores. El problema está en riesgo la salud de la población”, afirmó.

Según informes militares y policiales el arroyo Bahía, el río Acre, el municipio de Porvenir y la localidad de Villa Busch de Cobija se han convertido en las rutas más frecuentadas para las personas que se dedican al contrabando de productos alimenticios y bebidas desde el Brasil rumbo a Cobija.

Dos factores están detrás de este fenómeno: falta de controles estatales y diferencias de precios. Por la devaluación de las monedas en los países limítrofes, especialmente, Brasil y Argentina, los precios relativos de todos los productos bolivianos son más altos que los que se registran en los países vecinos. Este fenómeno económico incentiva a los contrabandistas a buscar todos los medios para hacer pasar la mercadería.

Comerciantes reclaman

Rodolfo Añez Domínguez, Director General de la Zona Franca de Cobija, reveló que se han contabilizado 56 pasos alternativos por donde el contrabando ingresa desde Brasil alimentos y cerveza primordialmente.

La cerveza brasileña – Itaipava, Skol – son las preferidas para el paso hacia el lado boliviano, donde compite de forma desleal con los productos bolivianos. Una caja de cerveza de 12 unidades cuesta 23 reales, unos 30 bolivianos, menos de 2,5 pesos por unidad de Itaipava o Skol, un 50% menos de lo que cuestan las cervezas bolivianas.

Los distribuidores de cerveza boliviana aseguran que las autoridades miran a un costado o reciben coimas para permitir el paso de esas bebidas. La distribuidora de cerveza, Roseliane Chávez, denuncia la gravedad del contrabando tanto para el comercio como para la industria boliviana. “La cerveza brasileña inunda nuestros comercios por la falta de controles aduaneros. El contrabando se ha disparado. Toda clase de cerveza de Brasil. Ellos bajan de precios por la diferencia del tipo de cambio”, afirmó.

Los contrabandistas – bolivianos y brasileños – aprovechan las enormes diferencias en el tipo de cambio entre ambos países por la devaluación del real, lo que provoca que los precios relativos de los productos del vecino país sean sensiblemente más baratos que los bolivianos.

El medio fundamental para el paso de la mercadería es el río Acre, que en época seca se puede pasar a pie dado que el agua llega apenas por encima de los tobillos.

La Fiscalía reconoció la debilidad del Estado boliviano para enfrentar el contrabando y sus nocivos efectos sobre la industria nacional.

Facebook Comments

Cuál es tu reacción de la nota?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
RC Bolivia
Noticias de #Bolivia y el mundo las 24 horas. Información #deúltimo momento, opinión, análisis e informes especiales.

You may also like

More in:Economía