Bolsonaro y Macri condenan la ‘dictadura’ de Venezuela y hablan de negociaciones con la UE

0
119

Los presidentes de Brasil y Argentina, Jair Bolsonaro y Mauricio Macri, condenaron enérgicamente “la dictadura de Nicolás Maduro” en Venezuela, tras el primer encuentro entre estos mandatarios este miércoles en Brasilia.

“Reafirmamos nuestra condena a la dictadura de Nicolás Maduro. No aceptamos esta burla a la democracia“, afirmó Macri en una declaración conjunta tras reunirse con Bolsonaro en el palacio presidencial de Planalto.

“La comunidad internacional ya se dio cuenta: Maduro es un dictador que busca perpetuarse en el poder con elecciones ficticias, encarcelando opositores y llevando a los venezolanos a una situación desesperante”, añadió enfático el mandatario argentino, que ya había proferido comentarios similares el día de la asunción de Maduro para un nuevo período de gobierno.

A su lado, el ultraderechista Bolsonaro, a quien Maduro había tildado la víspera de “Hitler en tiempos modernos”, se limitó a decir que la cooperación de Argentina y Brasil en relación a la situación en Venezuela es “el ejemplo más claro” de la “convergencia de posiciones” entre los dos países. 

Antecedentes 

El 10 de enero, Maduro asumió un nuevo mandato en un Gobierno que 13 países de América Latina no reconocen por las denuncias de violación a los derechos humanos y cuestionamientos al sistema político de ese país, entre ellos Argentina y Brasil que hoy ratificaron su postura. En el otro bando, hay seis países latinoamericanos que sí reconocerán este Gobierno y entre ellos está Bolivia. El presidente Evo Morales incluso estuvo en el acto de investidura de Maduro.

Mercosur

Bolsonaro propuso a su homólogo argentino perfeccionar el Mercosur y concluir “rápidamente” las negociaciones del bloque con la Unión Europea (UE).

“Necesitamos concluir rápidamente las negociaciones más promisorias e iniciar otras negociaciones”, afirmó el presidente brasileño junto a Macri, en una referencia a las negociaciones que el Mercosur arrastra desde hace años con la UE.

El ultraderechista señaló que el Mercosur necesita valorar su “tradición original”, basada en la apertura comercial, la reducción de las barreras y la eliminación de la burocracia.  En ese sentido, el mandatario, de 63 años, apostó por un Mercosur “reducido que continúe teniendo sentido y relevancia”.

“Las reformas económicas que Brasil y Argentina están llevando adelante son fundamentales para revitalizar el intercambio entre ambos países”, dijo Bolsonaro, tras firmar un acuerdo para acelerar las extradiciones entre ambos países.

Bolsonaro subrayó la relación “franca”, sin “perfil ideológico” y sin “tabúes” entre ambos mandatarios, quienes se reunieron por primera vez desde que el ultraderechista venció las elecciones de octubre con un 55 % de los votos. 

Facebook Comentarios