El francés invidente Albar Tessier, profesor de niños ciegos en la ciudad de Nantes en Francia, arribó hoy en la mañana al país para realizar una caminata de 140 kilómetros en el Salar de Uyuni. Tendrá dos días de aclimatación y otros dos de reconocimiento del terreno en el que concretará su hazaña.

El recorrido será entre las poblaciones de Llica y Kolchani, ambos situados en el departamento de Potosí, a una distancia de 140 km. Tessier prevé realizarlo en siete días; partirá el martes 17 de julio y llegará el 23 de julio.

Para guiarse Tessier utilizará el Sistema de Posicionamiento Global (GPS) auditivo, para el cual se adecuó un software. Tras su arribo al Aeropuerto Internacional de El Alto, informó que será la primera vez que realizará una caminata de esta distancia, con el matiz de que se eligió el Salar de Uyuni, un ícono del turismo en Latinoamérica.

El francés contó que una residente de Bolivia en Francia, hace 15 años, le proporcionó información sobre el Salar de Uyuni, las dificultades y sobre todo el atractivo turístico que representa, por lo que decidió realizar su hazaña en ese sitio.

Con la caminata, pretende demostrar que las personas con discapacidad también son capaces de enfrentar desafíos, por lo que comenzó la planificación hace seis meses en su país. Ahora, cuenta con el apoyo de la organización francesa Hasta Donde Alcance la Vista, el Ministerio de Culturas y Turismo (MCyT) y la operadora de turismo Alma Turismo. Tessier también reveló que es la primera vez que realizó un viaje en avión desde Francia hasta Bolivia y que nunca salió de Europa.

Will Driou, representante de la operadora en Bolivia, informó que Tessier viajará este viernes y sábado al lago Titicaca con el objetivo de aclimatarse al altiplano, y el domingo 15 se dirigirá a Uyuni. Hasta el lunes se tiene previsto realizar un recorrido para identificar la ruta que seguirá en su caminata y el martes 17 partirá para cumplir su objetivo.

Driou explicó que la caminata que cumplirá Tessier es un desafío personal que se ha propuesto antes de perder la visión total, con ese ímpetu y fortaleza se entrena desde hace dos años. “Viene a cumplir su sueño, para demostrar que las personas con capacidades diferentes son capaces de realizar hazañas”, manifestó.

El profesor francés pidió que el apoyo que le proporcione la operadora de turismo al momento de realizar la caminata sea efectúe a una distancia prudente, mantendrán una comunicación constante a través de una radio satelital. Para preservar su salud, Tessier arribó con su médico que lo acompañará a una hora de distancia. El recorrido de los 140 kilómetros se realizará en siete días, en tramos de 20 kilómetros por jornada. Reveló que la ruta que se eligió es la más larga, además de constituirse en dificultosa hasta para personas que tienen toda su capacidad y experiencia.

Entre los equipos que llevará el caminante invidente francés, además del GPS con una aplicación especial auditiva, figura un trineo, ropa y zapatos especiales para el terreno y el clima y comida necesaria.

/UNICOM-MCyT/

Facebook Comments