Juez ordenó encarcelamiento de la joven que atropelló y discapacitados

0
238

(Cochabamba). El juez Tercero de Instrucción Penal Cautelar, Armando Navia, determinó la detención preventiva en la cárcel de San Sebastián Mujeres para Carla Fabiana Aizama Arias (21 años), que arrolló por 50 metros y causó la muerte de Angélica Peñaloza de 55 años y Joaquín Quiróz en la avenida Blanco Galindo, dónde un grupo de discapacitados realizaba una vigilia en demanda de un bono de 500 bolivianos, la primera era mamá de una persona con capacidades diferentes y el segundo un joven en silla de ruedas.

El fiscal asignado al caso, Moisés Chiri, anunció que pedirá la pena de ocho años de cárcel para la imputada por los delitos de homicidio y lesiones graves y gravísimas en hechos de tránsito, más aún cuando la joven se encontraba en estado de ebriedad, que además de ocasionar la muerte de ambas personas dejó a otras cinco personas con discapacidad heridas de consideración. La acusada notoriamente afectada optó por guardar silencio ante los medios de prensa tras la determinación del juez.

“El proceso de investigación aún está iniciando, es necesario realizar la reconstrucción de los hechos y otros procedimientos que ayuden a determinar cómo ocurrió el incidente para poder llegar a un juicio oral… Creemos que estamos trabajando de la forma más justa y legal. El juez ha escuchado nuestra petición, ha valorado los elementos que hemos acompañado y nos ha concedido la detención preventiva”, dijo Chiri, en medio de los gritos de las personas con discapacidad que demanda 30 años de cárcel para la imputada.

El impacto del vehículo marca Suzuki color azul, con placa de control 4045-UYP que conducía la acusada, se registró al promediar la 01:50 de la madrugada de este jueves, automóvil que choque primero con un cerco de turriles y conos de señalización puesto por la Policía para proteger a los protestantes, para luego arrollar a un grupo de discapacitados. Las dos personas muertas fueron arrastradas unos 50 metros antes de que el motorizado se detenga.

De acuerdo con la Fiscalía, Aizama Arias tenía 1,4 grados de alcohol en la sangre y estaba en ‘embriaguez plena’ cuando con su vehículo arrolló a la vigilia. En cuando a su acompañante en el momento del accidente Fabricio Borth Claudio fue absuelto, debido a que el tipo penal solo imputa al sujeto activo, el conductor en el momento del hecho.

El dirigente del Consejo Nacional de Defensa de los Derechos Constitucionales de Bolivia (CONDECOB) Roberto de la Cruz, tras lamentar la muerte de estas dos personas, demandó el encarcelamiento de ambos jóvenes y la máxima pena de 30 años de cárcel, al considerar que no se trató de un accidente de tránsito, sino de un ataque premeditado contra los discapacitados. Toda vez que la joven y su acompañante, ambos ebrios, impactaron contra el cerco de seguridad que protegía a los discapacitados, y no se detuvo hasta arrollar a este grupo de personas.

Facebook Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here